Menú Buscar
Matías Carnero (segundo por la derecha), presidente del comité de empresa de Seat y de UGT, y Rafael Guerrero (segundo por la izquierda), su homólogo en CCOO en una imagen de archivo en Martorell.

Huelga en Seat los fines de semana de junio y julio

UGT y CCOO convocan la protesta al considerar que la negociación para renovar el convenio colectivo son “insuficientes”

Redacción
3 min

UGT y CCOO han convocado una huelga todos los fines de junio y julio en la sede central de Seat, situada en el municipio de Martorell (Barcelozna). Los representantes de los trabajadores protestan al considerar que la negociación del nuevo convenio colectivo del grupo ha encallado y que por ello se necesita “presionar” la dirección de la automovilística, encabezada por Luca de Meo.

El marco de las relaciones laborales de la principal industria de España caducó el pasado 31 de diciembre y está prorrogado. Las dos partes son conscientes de que se debe modificar, ya que la norma se aprobó hace cinco años y el contexto de mejora de producciones, ventas y cuenta de resultados “justifican sobradamente que la empresa recoja y desarrolle la mayoría de las propuestas de la plataforma conjunta de UGT y CCOO”, indican los sindicatos en un escrito remitido a la plantilla.

Controlar a las subcontratas

La mesa de negociación se abrió hace cinco meses con este objetivo e incidir en otros avances pioneros en el sector, como intentar fiscalizar las empresas subcontratadas para fijar unos mínimos en las condiciones de los trabajadores de las compañías que trabajan para Seat.

El equipo de Luca de Meo hace meses que tiene sobre la mesa peticiones como fijar una retribución extraordinaria por el trabajo en equipo o que revise los años mínimos para promociones.

Producción de Ibiza y Audi Q3

Los paros en la factoría afectarán a un turno de las líneas de producción 1 y 3 de Martorell. Se programó su puesta en marcha con  carácter excepcional para poder responder a un pico de demanda en el modelo Audi Q3 y, en el otro caso, para compensar los paros de producción de principios de año y los que se prevén en septiembre para actualizar la plataforma en la que se fabrica el Ibiza.

La huelga retrasará las entregas de estos vehículos, aunque de forma limitada. Sólo se perderá un turno. La negociación sigue en marcha.

Resultados

El anuncio de la huelga ha coincidido en el día en que el Grupo Volkswagen ha hecho públicos los resultados de todas sus marcas al cierre del primer trimestre. El inicio del ejercicio ha sido bueno para la firma española. Los beneficios operativos han crecido el 63,6% hasta los 54 millones.

La compañía se muestra optimista en lo que queda de ejercicio, ya que en la segunda mitad empezarán a computar las ventas de nuevo todocamino urbano, el Ateca.
Destacadas en Business