Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Clos y Manel Casals, presidente y director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, respectivamente / VR - CG

Los hoteles registran ocupaciones inferiores al 15% en plena caída de la sexta ola

Los hoteleros barceloneses expresan decepción ante las cifras de actividad de 2021, por debajo de las expectativas, aunque esperan una recuperación a partir de primavera

4 min

El Gremio de Hoteles de Barcelona se ha mostrado decepcionado con los datos de ocupación hotelera tras cerrar un año que ha considerado negativo para la actividad turística. La asociación empresarial del sector ha lamentado las cifras de 2021, por debajo de las previsiones, así como la incertidumbre, los altibajos continuados y la dificultad para reactivar los congresos profesionales y los viajes de de negocios, cuya recuperación ha sido identificada como una de las prioridades de la entidad.

Según los datos del Gremio, la inactividad continúa afectando al turismo en Barcelona en plena caída de la sexta ola de la pandemia de coronavirus. Las ocupación de habitaciones de hotel se sitúa actualmente entre un 8 y un 15%, a causa de la pérdida de visitantes internacionales, la principal fuente de turistas para la capital catalana.

Pocos hoteles abiertos

Tampoco se han cumplido las expectativas en cuanto a la reapertura de hoteles. El gremio se había fijado el objetivo de cerrar el año con un 85% de establecimientos abiertos, una meta que no se ha cumplido, con un dato que se ha quedado significativamente por debajo con un 73% de negocios activos.

El peor periodo de 2021 fue el comprendido entre enero y abril, con datos de ocupación por debajo del 20%, cifra que ascendió al 50% entre mayo y septiembre --una cifra pésima para una campaña estival--. Entre octubre y diciembre, las ocupaciones volvieron a caer y oscilaron entre un 20 y un 30%, con un pico puntual del 60% en Nochevieja. Unos malos datos que han llevado a una decena de hoteles a cerrar de nuevo.

La presentación del balance de 2021 del Gremio de Hoteles de Barcelona / VR - CG
La presentación del balance de 2021 del Gremio de Hoteles de Barcelona / VR - CG

Esperanza en 2022

Jordi Clos, presidente del gremio, no se ha mostrado optimista pero sí esperanzado ante las previsiones de 2022, que “no será ni mucho menos como 2019, pero ya saldremos de esta situación tan angustiante y depresiva”. Y ha apuntado a la celebración de congresos europeos en la Fira de Barcelona, algo que “da esperanza de que estamos saliendo de esta situación tan compleja”.

El empresario hotelero ha asegurado que en 2019 el sector facturaba 1.700 millones y que en los dos años posteriores ha dejado de ingresar del orden de 2.500 millones de euros. Asimismo, ha recordado que el 40% de la plantilla de los hoteles de la ciudad --unos 35.000 empleados--, continúa en ERTE ya que parte de los trabajadores, sobre todo técnicos, administrativos, publicistas y especialistas de marketing, más que recepcionistas, “se han ido a otros sectores que no están tan afectados”.

El rumbo errático de Barcelona

Los representantes del gremio han expresado también su sensación de que prácticamente todos los hoteles de la ciudad estarán abiertos a finales de primavera por la remisión de la variante ómicron del Covid. En este sentido, han previsto una ocupación de en torno al 60 o 65% en verano, aunque el sector parte debilitado no solo por los malos datos de actividad, sino por una caída de los precios de las estancias de entre un 30 y un 40%.

También se han mostrado favorables a la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno en Barcelona y los Pirineos, un proyecto que sería "positivo para la ciudad". Asimismo, Clos ha advertido que "no podemos seguir diciendo que no al Hermitage, al aeropuerto, al [hotel] Hyatt, al Four Seasons..." Un hotel Four Seasons que "no ha venido a Barcelona ni vendrá nunca, pero se ha ido a Madrid", ha lamentado.