Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Mestre (i), presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, durante la rueda de prensa de hoy / CG

Los hoteles de Barcelona se dejan 2.100 millones por la pandemia

El Gremi alerta de que las reservas turísticas para verano de 2021 están en mínimos para beneficio de "destinos más seguros"

5 min

Los hoteles de Barcelona se han dejado 2.100 millones de euros por la pandemia del coronavirus en 15 meses, el 95% del giro en un año. El Gremi d'Hotels alerta de que las reservas turísticas en la Ciudad Condal están en mínimos en beneficio de destinos que el viajero percibe como "más seguros". 

Lo ha explicado hoy Jordi Mestre, presidente de la organización empresarial, que ha subrayado la situación "dramática" de la industria alojativa. ¿Qué cifras sostienen esa aseveración? El 70% de los alojamientos están cerrados, y los que están abiertos presentan una ocupación media muy baja. En cuanto a precios, las tarifas medias se mueven entre un 50% y 60% por debajo de las anteriores a la pandemia. Ello provoca que un 90% de la fuerza laboral sobre un total de 35.000 trabajadores estén en despido temporal o ERTE.

Verano: "Depende de la vacunación"

Esta es la situación actual, tras casi 15 meses de parón por la crisis sanitaria derivada de la pandemia del virus SARS-CoV-2. ¿Recuperará comba la industria en verano con la vacunación y la desescalada? "El verano es la última oportunidad para remontar el sector hotelero. Pero en estos momentos las reservas son muy escasas. Hay mucha inseguridad por parte del viajero, que no está reservando, o se ha ido a otros destinos que percibe como más seguros", ha advertido Mestre, también máximo directivo de Selenta

Ello tiene dos soluciones, y una de ellas es primordial: la vacunación. "Sin vacunación no habrá verano", ha dejado claro el hotelero. A este respecto, el alto directivo y representante del Gremi ha recordado que la inmunización depende del acceso a las dosis y de las manos. "Si tenemos dosis, se debe vacunar todo el mundo, hasta al ejército, ya que estamos en una emergencia nacional", ha respondido Mestre a preguntas de este medio. 

Mobile: "En el último momento"

Antes de ello, ¿la celebración del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona a finales de junio reactivará la industria? "No nos atrevemos a hacer previsiones. A diferencia de años anteriores, cuando los congresistas bloqueaban con meses de antelación e incluso años, este ejercicio no lo sabemos. No lo sabremos quizá hasta el último momento", ha admitido Manel Casals, director general del Gremi. "Es absolutamente incierto el nivel de reservas para el MWC en estos momentos", ha apostillado Mestre. El ente empresarial prevé tener una estimación de ocupación a principios de junio, a semanas de la feria tecnológica

Precisamente, el sector MICE (encuentros, incentivos, conferencias y ferias, por sus siglas en inglés) es la otra gran esperanza de los hoteleros junto a la vacuna contra la enfermedad. "El corporativo es un sector estratégico, ya que no solo beneficia a los hoteles, sino a la restauración, ocio nocturno o el transporte. Miren ustedes las paradas de taxis de Barcelona: están llenas. Es inaudito", ha apremiado el presidente de Selenta. "Los hoteles vivimos sobre todo del cliente internacional, tanto de ocio como de negocio, y este año no se celebrará la feria ISE, y Alimentaria pasa también a 2022", ha añadido el ejecutivo. 

"Pedimos al Procicat que tuviera en cuenta al privado"

En este tablero, desde el Gremi d'Hotels de Barcelona recuerdan que llevan 15 meses "sin prácticamente actividad". Ponen un ejemplo. "A día de hoy, 28 de abril, deberíamos tener unos 60.000 turistas pernoctando en Barcelona. Tenemos unos 2.100", ha contado Casals. Pese a ello, la organización empresarial se siente poco arropada. "Hemos tenido poca ayuda de las Administraciones. Pedimos aplazamiento de impuestos, y seguimos pagando el IBI municipal. Sin facturación, los costes fijos se han mantenido", ha confirmado Mestre

El Gremi afea también el poco apoyo político. "En una reunión con Meritxell Budó [consejera de Presidencia], le pedimos que el Procicat dialogara con el sector privado antes de tomar decisiones. Sabemos que lo prioritario es la vida de las personas, pues está en juego. Pero pedimos que, por lo menos, nos escucharan. Aún estamos esperando", ha concluido el hotelero.