Menú Buscar
El hotel Marina Sands, antiguo Selvamar, actualmente okupado por José Luis Velasco / CG

El hotelero de Lloret que pinchó la luz okupa dos alojamientos

Jose Luis Velasco Blanco se atrinchera en el Marina Sands y Sun Village, y los reclama como suyos pese a deber 7 millones de euros

4 min

Ha vuelto. El hotelero de Lloret de Mar (Girona) que puenteó la luz en cuatro hoteles del municipio en verano de 2016 ha okupado dos alojamientos. José Luis Velasco Blanco se ha atrincherado en el Marina Sands --antiguo Selvamar-- y Sun Village, reclamándolos como suyos pese a los impagos, y a adeudar un total de 7 millones de euros. Fuentes del sector alertan de la inacción municipal y del daño a la imagen turística del destino.

"Cuando el Ayuntamiento se cercioró del fraude eléctrico, retiró al licencia a los cuatro alojamientos. Velasco Blanco acordó vender uno de ellos al fondo Clearwater International. Con la operación a punto de escriturarse y el del Banco de España, el empresario dejó al vehículo inversor tirado en una notaría de Barcelona", explican fuentes cercanas a la operación.

La espantada de Velasco Blanco no fue el último capítulo. El hotelero había comprado el alojamiento a Rosa Frigola. No obstante, también incumplió los plazos del contrato de compra. El representante de Frigola lo ha denunciado. Pero Velasco Blanco "se ha atrincherado en el hotel", agregan otras fuentes consultadas.

Seguridad y cerrojos

En efecto, el empresario que pinchó la electricidad para alimentar cuatro hoteles en el destino de playa en 2016 continúa allí. Trabaja en el Marina Sands con un generador eléctrico, nuevas cerraduras y un equipo de seguridad que impide el paso a extraños, o a su legítima propietaria.

"Debe 700.000 euros a los trabajadores, 200.000 al personal del Marina Sands. Muchos de ellos se están dando por vencidos, denuncian la rescisión contractual y acaban en el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Otros aguardan a si Clearwater puede cerrar la operación. El plazo termina el 28 de febrero".

'Agujero' a Iberostar

Hay más. No contento con sus impagos en el Marina Sands, Velasco Blanco se ha encerrado en otro hotel. Es el Sun Village, antiguamente llamado Capri. "El empresario reformó este hotel y el Mediterranean Sands con dinero prestado de World 2 Meet, el turoperador de Joan Pasqual. No lo devolvió. Cuando hubo el juicio, no se presentó. Ahora, W2M reclama la gestión del establecimiento, pero Velasco se resiste".

En esta segunda batalla, se ha generado el mayor agujero financiero de todo el culebrón. Velasco adeudaría una cantidad del orden de tres a cuatro millones y medio de euros a W2M.

En el trasfondo, los propietarios, una familia que vive a caballo entre Barcelona y Lloret, observa estupefacta el conflicto.

¿Y el ayuntamiento?

Así, Velasco Blanco se ha quedado de okupa en dos hoteles que, ni son suyos, ni los puede explotar por impago. En este escenario de ilegalidad, el sector alerta del daño sobre el destino. "Los trabajadores están desconcertados. Pero, ¿y la impunidad absoluta con la que actúa este individuo?", lamenta un directivo.

A tres meses de empezar la campaña estival, nadie sabe como acabarán los dos nuevos conflictos en la hotelería de Lloret de Mar. Dos fuentes se quejan, además, del papel del Ayuntamiento. "Ni con Clearwater, ni con los trabajadores, ofreció la solución o el apoyo que debía", apostillan.