Menú Buscar
Ali Haddad, el magnate argelino dueño del Hotel Palace Barcelona que ha sido condenado en su país natal / CG

El magnate que quiere vender el Palace Barcelona desde la cárcel

Ali Haddad busca dueño para el hotel cinco estrellas desde prisión tras derrumbarse en Argelia el régimen de Buteflika, que apoyaba

14.07.2019 00:00 h.
5 min

Rampa de salida. El Hotel Palace Barcelona, antiguo Ritz, se ha colocado en el mercado inversor en unas circunstancias harto complejas: su dueño, el magnate argelino Ali Haddad, está en prisión en Argelia y busca desprenderse del activo o hallar un gestor.

El estrambótico escenario del Palace, que sopla las velas de su 100 aniversario este año, se empezó a gestar en abril. Aquel mes, el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, anunció su dimisión tras 20 años en el poder en el estado del Magreb. Lo hizo tras semanas de manifestaciones, en lo que la prensa internacional ya ha bautizado como la primavera argelina. El expresidente del Senado, Abdelkader Bensalah, se aupó como jefe de Estado interino a la espera de elecciones presidenciales. La potencia norteafricana vive sumida en un vacío de poder.

Haddad, arrestado

Pocos días antes de que Buteflika tirara la toalla y empujara el estado a la descomposición política, su mano derecha en el plano empresarial, Ali Haddad, fue arrestado en la frontera con Túnez. El dueño del grupo constructor ETRHB y expresidente de la patronal de empresarios del país portaba dos pasaportes, uno de ellos falso, 4.550 euros, 100 dólares y 410.000 dinares, equivalente a 3.000 euros, según Jeune Afrique

palace hotel barcelona
Abdelaziz Buteflika, expresidente dimisionario de Argelia / EFE

Acusado y juzgado, una corte argelina lo condenó el 17 de junio a seis meses de prisión por falsedad documental. Encajó Haddad una pequeña multa de 50.000 dinares (370 euros). El magnate, que controla el Hotel Palace Barcelona desde que lo comprara al expresidente del FC Barcelona y también hotelero, Joan Gaspart, se encuentra pues en una situación complicada.

¿Una red clientelar?

La sexta fortuna de Argelia está encerrado desde abril. En paralelo, ha visto como la justicia nacional citaban paulatinamente a exministros y empresarios a los que, sospecha la fiscalía, formaban un cártel que de tráfico de influencias y blanqueo de dinero, entre otros posibles tipos penales. ¿Ejemplos? El ex jefe de gobierno, Ahmed Ouyahia o el empresario Mahieddine Tahkout.

hotel palace barcelona
El Hotel Palace Barcelona, un cinco estrellas gran lujo propiedad de Ali Haddad / CG

En este tablero de reparto de poder es donde recalaba Ali Haddad. El magnate fue elegido presidente de la patronal Forum des chefs d'entreprise (FCE) en 2014. Se situó al frente de una organizacion-paraguas que representa a 4.000 directivos de todo el país. Existe otro ángulo más sospechoso: cree la justicia que Haddad, al frente de FCE, era un miembro más de una red clientelar que beneficiaba a políticos y empresarios. Su conexión más directa era el hijo del presidente, Saïd Buteflika, con quien el hotelero y constructor admitidó "ser muy cercano".

El Palace, a la venta

La pata barcelonesa del desmoronamiento del régimen de Buteflika se centra en el Hotel Palace Barcelona. Ali Haddad compró el activo a Joan Gaspart por 68 millones de euros en 2011. El traspaso del cinco estrellas gran lujo se enmarcó en el adelgazamiento --y posterior concurso de acreedores-- de Husa Hoteles, la cadena familiar de Gaspart. El alojamiento tuvo que renunciar al nombre de Ritz --aún controlado por el expresidente del FC Barcelona-- y operar con tutela directa de la familia Haddad.

Ocho años después, el lujoso establecimiento de la Gran Vía barcelonesa se encuentra en situación de incertidumbre. Hay interés por comprarlo. Fuentes oficiales del hotel lo niegan, aunque el mercado lo da por hecho. Directivos del sector explican que la esposa de Haddad preferiría hallar un gestor-explotador que un comprador. Lo cierto es que todo dependerá del estado procesal de su marido. No en vano, el empresario ya ha dado salida al club de fútbol Union Sportive de la Médina d’Alger (USMA) y a su grupo mediático, Médias Temps Nouveau. Ambos por "dificultades financieras". ¿Hará lo propio con el Hotel Palace Barcelona? El verano lo dirá.