Menú Buscar

El hotel Hesperia Tower reabre su cúpula ovni con un restaurante sensorial

El cinco estrellas estrena 'Ovnew', un cenador inmersivo a partir de los 160 euros por persona, cinco años después de cerrar Evo, el bufé de Santi Santamaria

02.04.2019 00:00 h.
6 min

El ovni despega de nuevo. El hotel Hesperia Tower de Barcelona acaba de reabrir su icónica cúpula con un restaurante sensorial. El alojamiento cinco estrellas ha estrenado Ovnew, un cenador sensorial a partir de los 160 euros por persona. Lo hace cinco años después de echar el cierre de Evo, el bufé del malogrado chef Michelin Santi Santamaria.

Según han informado fuentes del sector alojativo a este medio, el restaurante en la cúpula del establecimiento de lujo acaba de arrancar. ¿Cón qué recibimiento? "De momento, con buena acogida. No es necesario ser huésped para cenar allí, lógicamente, y la acogida que está teniendo es buena", han indicado las mismas voces. El éxito del Ovnew, que se presentará públicamente en las próximas semanas, queda pendiente del flujo de clientes. Su antecesor, el Evo, un restaurante giratorio vinculado a Santamaria --que murió en 2011 en Singapur--, bajó la persiana "unilateralmente" en 2012 tras anotarse cuantiosas pérdidas.

Dos capitanes para una nave 'neurogastronómica'

Ahora, Grupo Inversor Hesperia (GIH), la hotelera de la familia gallega Castro Sousa, ha sacado el polvo de la última planta del hotel y ha confiado en dos cocineros ya asentados en Barcelona: Jon Giraldo y Jaime Lieberman. Los chefs colombiano y mexicano lanzaron al alimón el cenador semiclandestino Spoonik en 2013. Los profesionales de los fogones cambiaron un chalé en la plaza de Lesseps por unos amplios bajos en el número 28 de la calle Bertran de Barcelona debido al éxito de su experiencia gastrosensorial en 2015.

Imagen del 'Ovnew', nuevo restaurante sensorial del hotel Hesperia Tower / CG

Imagen del 'Ovnew', nuevo restaurante sensorial del hotel Hesperia Tower / CG

Ahora trasladan esa experiencia hasta lo más alto de la cúpula del hotel Hesperia Tower. Lo hacen con la voluntad de "transformar un espacio en una galaxia elíptica que agrega música ambiental, sonidos, colores y sensaciones táctiles que te invitarán a experimentar la sinestesia neurológica desde un viaje holístico y hedónico". ¿A qué apelan? "A un nuevo arte culinario que se le conoce como neurogastronomía", aclaran en su página web. A pie de plataforma de lanzamiento, los detalles son más claros: las experiencias duran 2 horas, están acompañadas de música y efectos visuales y cuestan a partir de 160 euros por persona el menú [ver aquí] o 65 euros, los maridajes.

La incógnita de la rentabilidad...

Las tarifas de salida, que dan derecho a un viaje por la gastronomía de los cinco continentes, deben garantizar la rentabilidad de un proyecto cuyo antecesor acabó en sonoro batacazo. Para ello, Ovnew abrirá en el Hotel Hesperia de L'Hospitalet de miércoles a domingo a partir de las 21:00 horas y bajo reserva. Lo hará de la mano de partners como Coca-Cola, Codorníu, Mahou-San Miguel y la empresa de iluminación Protopíxel.

Imagen del hotel Hesperia Tower, que reabrirá su restaurante de la cúpula con 'Ovnew' / CG

Imagen del hotel Hesperia Tower, que reabrirá su restaurante de la cúpula con 'Ovnew' / CG

¿Servirá este músculo de salida para alcanzar el umbral de beneficios? "Es evidente que el hotel ha sido siempre un lastre desde que se creó. Primero, por su mala situación geográfica. Y en segundo lugar, por su deficiente configuración para el segmento corporativo: le falta espacio", han explicado consultores del sector hotelero. "Ello significa que el Hesperia Tower ha sido siempre una carga para el Grupo Inversor. El último intento de relanzarlo es el acuerdo con Hyatt", ha agregado la misma fuente.

Hyatt, al rescate

El acuerdo al que se refiere el profesional es una entente anunciada por Hesperia Hoteles y Hyatt Hotels Corporation a principios de marzo. En virtud del mismo, la enseña Hyatt Regency desembarca en España bajo un contrato de franquicia en el Hesperia Tower y el Hotel Hesperia Madrid. El pacto contempla que el grupo hotelero de los Castro Sousa conserve la propiedad y la gestión operativa de los activos. El partenariado llega después de que la firma española se desafiliara de NH Hotel Group en noviembre de 2018. En aquel momento empezó a buscar socio. Algo que ya ha encontrado para dos de sus establecimientos estrella.

Todo ello es posterior a la caída del lujoso restaurante giratorio en la cúpula del hotel. El bufé Evo se ideó en 2001 y nació en 2006 de la mano de Santi Santamaría, a la sazón fundador del laureado Racó de Can Fabes, que llegó a tener dos estrellas Michelin. Evo cerró seis años después tras haber arrastrado números rojos desde su apertura. Se prescindió de trece empleados y la cúpula de la planta 29 del Hesperia quedó vacía y acumulando polvo. Hasta hoy.