Menú Buscar
Imagen del director del hotel Condes de Barcelona, Raimon Senpau, abriendo la puerta a los CDR en Barcelona / CG

El hotel que cobijó a los CDR lo "lamenta" y condena la violencia

El Condes de Barcelona, un cinco estrellas propiedad de la familia Cadarso, recuerda que "no tiene ideología ni se identifica con ninguna opción política"

16.10.2019 17:31 h.
4 min

El hotel que cobijó a los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en los disturbios de Barcelona el martes lo ha "lamentado" y ha condenado la violencia. El Condes de Barcelona, un cinco estrellas gran lujo, ha señalado hoy miércoles que "no tiene ideología ni se identifica con ninguna opción política". Atribuyó la decisión de abrir sus puertas a los manifestantes independentistas a los "graves incidentes que sucedieron en el paseo de Gracia".

En una nota pública tras ser vapuleado en las redes sociales, la gerencia del Condes, un auténtico resort urbano que comprende el cinco estrellas Monument y el restaurante Lasarte de Martín Berasategui, se ha defendido. "Los hoteles de Barcelona, ante cualquier situación anómala que se viva en sus calles, por humanidad y solidaridad, pueden verse en la situación de tener que acoger a ciudadanos y transeúntes", ha señalado. "Por este motivo, la dirección del hotel Condes de Barcelona decidió, ante los graves incidentes que sucedieron ayer en el Passeig de Gràcia, abrir sus puertas", ha agregado.

Condena de la violencia y "sin ideología"

Ha aprovechado también la dirección del hotel de lujo para subrayar que "no tiene ideología ni se identifica con ninguna opción política". Ha añadido que "este hotel condena cualquier situación de violencia que tenga lugar en la ciudad y lamenta haber herido cualquier sensibilidad con la apertura de puertas de ayer". En opinión del negocio, que está en venta a la escucha de ofertas de inversores, "Barcelona es una ciudad abierta, tolerante y solidaria, valores que también son compartidos por el hotel Condes de Barcelona y todo su equipo".

A este respecto, el Condes de Barcelona ha enfatizado su condición de "establecimiento histórico del paseo de Gracia que, desde su apertura en 1986, tiene una trayectoria completamente arraigada al corazón y a la vida de esta ciudad".

Crisis de reputación

El comunicado del complejo hotelero Condes de Barcelona --cuyos propietarios están también al frente de la distribuidora de relojes General de Relojería-- ha llegado tras horas de vapuleo en las redes sociales. Tuiteros constitucionalistas han lanzado una campaña de castigo de la reputación del alojamiento en Tripadvisor y Google Reviews después de que trascendiera un vídeo en el que el director del alojamiento, Raimon Senpau, gritaba a manifestantes secesionistas que "estaban en casa" a la vez que cerraba la puerta del hall del hotel para protegerlos. Muchos de ellos han llamado también a boicotear al establecimiento y no pernoctar allí por albergar a activistas que estaban provocando graves incidentes violentos.

Por contra, los independentistas han "agradecido" al hotel su "colaboración". Ello no ha sido suficiente para evitar que la reputación digital del hotel Condes de Barcelona se derrumbara al día siguiente de las algaradas en el bulevar comercial.