Menú Buscar
Imagen de las obras del hotel que operará Barceló Hotels & Resorts ante la Casa de les Punxes (d) de Barcelona / CG

Ada Colau torpedea ahora el nuevo hotel de Grupo Barceló en la Diagonal

El Ayuntamiento de Barcelona sanciona la constructora del nuevo cuatro estrellas 'boutique' ante la Casa de les Punxes y retrasa su apertura al menos siete meses

22.10.2018 00:00 h.
5 min

Impidió un hotel de Four Seasons en la Torre Deutsche Bank, frustró el Hyatt de la Torre Glòries, ha conseguido hacer varar el proyecto de Praktik Hotels en Drassanes y cerró la panadería del establecimiento de esta misma enseña en el Eixample. Todo ello sin contar la moratoria hotelera y el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), que impiden nuevas aperturas en gran parte de la ciudad. El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona sigue su cruzada contra los hoteles en la Ciudad Condal y acaba de escribir el último capítulo en este terreno: ha torpedeado el nuevo alojamiento de Grupo Barceló ante la Casa de les Punxes, retrasando su apertura al menos siete meses.

Según han informado fuentes del sector alojativo a este medio, la hotelera mallorquina que dirige Simón Pedro Barceló ha visto como el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) ponía obstáculos a su nuevo cuatro estrellas boutique en plena avenida Diagonal de Barcelona. Un contencioso con el gobierno local ha obligado a Inbisa, la empresa constructora del establecimiento, a demorar las obras. Si el flamante nuevo hotel situado ante el monumento modernista tenía que entregarse al propietario en julio de este año, el nuevo calendario de finalización se ha retrasado hasta la primavera de 2019, como mínimo.

"Expediente ya resuelto"

Preguntada por la cuestión, una portavoz municipal ha confirmado que el Ayuntamiento de Barcelona incoó un "procedimiento de disciplina urbanística" contra el proyecto el pasado mes de enero porque la constructora "había levantado más altura de la permitida en el proyecto ejecutivo". El procedimiento sancionador se inició "tras una inspección que detectó desvíos respecto al proyecto presentado" por Inbisa y que diseñó RF Arquitectes Associats. A raíz de la medida municipal se "suspendieron las obras" durante un "periodo de tiempo".

Renderización del nuevo hotel que operará Grupo Barceló en la avenida Diagonal, frente a la Casa de les Punxes / INBISA

Renderización del nuevo hotel que operará Grupo Barceló en la avenida Diagonal, frente a la Casa de les Punxes / INBISA

La misma representante ha subrayado no obstante que los trabajos "ya se han reemprendido" habida cuenta de que la constructora "presentó un nuevo proyecto" que sí encajaría con la normativa urbanística vigente en Barcelona. "Se trata de un expediente que afectó a la altura de los forjados del hotel y que ya resuelto y terminado a fecha del mes de octubre", ha insistido la misma voz oficial.

"Ha supuesto un retraso, sí"

Fuentes cercanas a la intervención en el cuatro estrellas superior han aportado una versión un tanto distinta. "El tropiezo con el Ayuntamiento ha obligado a reformular ciertos aspectos del proyecto. Ahora se trabaja a destajo para poder abrir en 2019. ¿Si ha supuesto una demora en los hitos de construcción? Es evidente que sí", han indicado a preguntas de este medio. El retraso en el que será el cuarto hotel de Barceló Hotels & Resorts en Barcelona supone un nuevo varapalo para el proyecto, que cuando se anunció se dio como fecha de apertura "finales de 2016".

Inquirido sobre este baile de cifras acerca del calendario, un portavoz de la enseña alojativa balear ha hecho hincapié en que la marca "solo gestionará el hotel mediante un contrato de arrendamiento". Por ello, el grupo "no tiene opinión sobre el ritmo de construcción". Ha agregado la misma fuente que "cuando esté terminado Barceló lo operará mediante contrato de gestión. Las cuestiones anteriores a ello atañen a la propiedad".

Precisamente, la propiedad se ha mantenido en un segundo plano durante todo el proyecto. Los dueños de la edificación, que se encuentra en el número 414 de la avenida Diagonal son la familia Vila, propietarios también del hotel Barcelona Mercure Condor. Su segundo alojamiento en Barcelona tendrá 102 habitaciones sobre 5.600 metros cuadrados y presumirá de parquin propio y una terraza panorámica que mirará a la Casa de les Punxes, monumento modernista firmado por Josep Puig i Cadafalch y abierto en 1905.