Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del Hotel Arts (i) y la Torre Mapfre, en el Frente Marítimo de Barcelona / CG

El Hotel Arts contrata a Uría para blindar su 'pelotazo' en Barcelona

El dueño del cinco estrellas confía en un bufete que ha trabajado para Barcelona en Comú para culminar su operación en el Frente Marítimo

5 min

Los fondos de inversion dueños del Hotel Arts han confiado en un bufete que ha asesorado al Ayuntamiento de Barcelona para su pelotazo en la Ciudad Condal. Los dueños del cinco estrellas han contratado al despacho de abogados Uría Menéndez para blindar su compra del Frente Marítimo de la capital catalana, que consiguió en subasta esta semana por 76 millones de euros.

Fuentes del sector inmobiliario alertad de que Archer Hotel Capital (AHC), el inversor hotelero dueño del Arts, ha confiado en el gran despacho capitalino para que le asesore en la operación de compra y transformación en marina pija de parte del litoral de Barcelona.

El ayuntamiento se inhibe

La contratación de Uría Menéndez para blindar la compra y reconversión del Frente Marítimo de Barcelona por parte del dueño del Hotel Arts se enmarcaría en la batalla legal derivada de una subasta si no fuera por un extremo. Este despacho, uno de los mayores de España, es asesor habitual del ayuntamiento.

Cabe recordar que la administración local fue adjudicataria única de los terrenos que ha comprado el Arts hasta 2019. Ahora, ha renunciado a pujar por ellos. El concejal de Presidencia, Jordi Martí, alegó que habían hecho "todo lo posible" para evitar la subasta de esta parte de la marina de Barcelona, pero no ha presentado batalla por los codiciados terrenos como le pidió, por ejemplo, ERC.

Asesor habitual

Preguntado por si el fichaje de Uría por parte de Archer Hotel Capital genera algún conflicto de interés, ni el vehículo inversor ni el bufete han respondido a los requerimientos informativos de este medio.

Sí aporta algo más de información la hemeroteca. Barcelona en Comú, partido con el que Ada Colau gobierna la ciudad, confió en Uría Menéndez en 2017 para estudiar remunicipalizaciones de agua y energía. Ello generó malestar entre la oposición. Poco después, trascendió que el bufete facturó más de 100.000 euros al año al ayuntamiento. Este año, Barcelona en Comú ha vuelto a contratar a Uría para regular los patinetes eléctricos en la ciudad, pese a que el despacho asesoró en el pasado a una de las empresas del sector, Lime. Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), conglomerado de empresas públicas, es también asesorado (ver aquí) por el mismo bufete.

Batalla legal

La arista legal de la compra del Frente Marítimo por parte de Archer Hotel Capital, dueño del Arts, es mollar porque el vehículo inversor. Los los fondos ABP Invesments, de origen holandés, y GIC, de Singapur, ha topado con oposición vecinal y judicial a la operación.

Los vecinos estudian impugnar la subasta de Patrimonio del Estado en la cual Archer se quedó con 24 de los 26 lotes en liza. Solo tendrá problemas en quedarse un parking, ya que el gestor actual de esta infraestructura ha anunciado que ejercerá su dercho de compra preferente y igualará la oferta económica. 

Hay un 'botón nuclear' en Hacienda

Por su parte, y tal y como avanzó este medio, los actuales operadores de la zona, marcas como Pachá, Tous, Catwalk, Tous, Grupo Tragaluz o Moncho's, recurrieron a venta pública ex ante --la mesa de contratación rechazó su escrito--. Una vez celebrada y perdida la subasta, la han recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por, según ellos, presuntas "irregularidades" en el procedimiento. 

Será la justicia, pues, quien decida la suerte del pelotazo del Arts. Queda una última salida a la que apelan varios de los afectados. Que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, active el botón nuclear y anule por petición propia la enajenación por dañar el "interés público", una posibilidad prevista en la Ley 33/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas.