Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Hotel Arts de Barcelona, en primer plano frente a la Torre Mapfre / CG

El 'pelotazo' del Hotel Arts en el frente marítimo encoge

McDonald's se suma a Pachá y Moncho's y se quedará con su local de la Ronda Litoral de Barcelona

5 min

La operación inmobiliaria por la cual el Hotel Arts Barcelona compró parte del Frente Marítimo de la ciudad para construir una marina privada se deshincha. McDonald's ha anunciado hoy que mantendrá su restaurante situado en la Ronda Litoral, un movimiento que se suma a la permanencia también de Pachá, como avanzó este medio, y Moncho's, que también se quedarán junto al cinco estrellas. 

La cadena de comida rápida ha informado de que "ha ejercido su derecho de adquisición preferente y ha consolidado la propiedad de su establecimiento de la Villa Olímpica, que operaba desde 1993 en régimen de concesión administrativa". McDonald's seguirá operando el icónico local de fast food pese a que Burger King trató de arrebatárselo en la polémica subasta de patrimonio público celebrada en octubre de 2020. Este grupo sobrepujó a su rival por medio de una firma vinculada al dueño del hotel The Wittmore, pero McDonald's ha igualado la oferta económica y se llevará el gato al agua. Evita, de esta forma, que su competidor se expanda más en la capital catalana y se quede con el enclave que está junto a la playa del Bogatell. 

Moncho's y Pachá, también

El movimiento de la cadena de comida rápida es uno de los muchos que se están produciendo en el Frente Marítimo después de que el dueño del Hotel Arts, Archer Hotel Capital, diera un golpe sobre la mesa y comprara gran parte de la primera línea de mar de la Barcelona por 76 millones en octubre del pasado año. 

La millonaria puja desplazó a los operadores que llevan décadas trabajando allí​ en régimen de concesión. Pero hubo reacción. Grupo Costa Este igualó la oferta de una filial de Archer y se quedará con Pachá, una de los clubes nocturnos que opera en el lugar junto a Opium. Fuentes conocedoras del proceso han indicado que Grupo Moncho's ha hecho lo propio y mantendrá su veterano restaurante ubicado al pie del Arts. "Otros muchos también están igualando", han explicado los mismos interlocutores. 

La subasta, al TSJC

Los movimientos en el litoral son importantes porque las empresas que ganen las pujas por sus locales se quedarán con la propiedad de los espacios. Parte de la primera línea de mar de Barcelona, pues, depende de si los operadores privados de ocio y restauración consiguen financiación y desarbolan el pelotazo de Archer con el Hotel Arts, que tiene como objetivo final la construcción de una marina privada con más zona de casino y acceso a a playa. En ella se proyectan establecimientos de lujo como otro servicio añadido para los clientes del hotel y para otros visitantes de la ciudad. Además de ampliar la zona de juego, para la que no se requeriría otra licencia de actividad. 

Mientras ello ocurre, algunos de los negocios que llevan años en el lugar han acudido a la justicia para tratar de anular la subasta de octubre. Moncho's, Grupo Tragaluz y CatWalk han iniciado esta vía, ya que Archer tiró de chequera para hacerse con sus locales en un momento en que su liquidez es limitada por culpa del cerrojazo derivado de la pandemia. El recurso ha recalado en la sección quinta de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Por ahora, se examina. Los magistrados deberán decidir si avalan o anulan el proceso de subasta que realizó el Ministerio de Hacienda.