Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sectores de hostelería y ocio nocturno en una rueda de prensa / CG

Hosteleros y ocio nocturno estallan contra el Govern: "Nos han destrozado la mejor semana del año"

Reprochan a Pere Aragonès el anuncio de nuevas restricciones antes de la conferencia de presidentes autonómicos, donde se deberían haber “consensuado” las medidas para hacer frente a la sexta ola

5 min

Los hosteleros y el ocio nocturno estallan contra el Govern por las nuevas restricciones que impone al sector. En el caso de los bares y restaurantes, tendrán que limitar su aforo al 50% en los interiores y, respecto a las discotecas y salas de concierto, tendrán que decretar su cierre. Los representantes de ambos sectores critican la "improvisación" del Ejecutivo y que no se les haya "tenido en cuenta" antes de tomar las decisiones, sobre todo coincidiendo con las fechas navideñas. "Nos han destrozado la mejor semana del año", dice Ramón Mas, secretario general de Discotecas de Barcelona y Provincia.

Según datos de la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon), el sector podría perder una cantidad de 50 millones de euros en este cierre, contando un gasto de 38 euros de media de consumo por persona en estos establecimientos.

Alertan de "botellones y fiestas ilegales"

Las patronales, que se han unido en una rueda de prensa, aseguran que “no se esperaban esta respuesta tan contundente” por parte de la Generalitat. “Se nos cierra de una manera drástica, sin comunicarlo al sector y sin negociar nada”. Por ello, llevarán al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) las medidas y esperan que éste “las tumbe”.

Como avanzó Crónica Global, en el sector ya corrían rumores sobre un posible cierre después de Navidad. Sin embargo, no esperaban que fuera antes de las fechas que ellos consideran “las más importantes”. Además, alertan de que su cierre provocará botellones y fiestas ilegales: “La socialización no se para, sino que se traslada de un ámbito controlado a uno descontrolado”.

Impacto económico

También avisan del “impacto económico” que tendrán estas restricciones: muchos trabajadores “volverán al ERTE y otros volverán al paro porque tenían un contrato temporal”. Por su parte, el director del gremio de Restauración, Roger Pallarols, critica que el Govern “ha impedido que la restauración salve los muebles en Navidad” por la cadena de cancelaciones de reservas que están teniendo. La decisión del Ejecutivo hará que la hostelería tenga “pérdidas millonarias” en Barcelona y en el conjunto de Cataluña. En este sentido, lamentan que, junto a las medidas restrictivas, no anuncien un pack de ayudas, a pesar de que reconocen que ya “no confían” en el Ejecutivo porque todavía les deben las que prometieron para el verano.

Asimismo, critican “las prisas” de la Generalitat en imponer restricciones. Sin embargo, Pere Aragonès ha sacado pecho este martes de haber tomado las decisiones antes la conferencia de presidentes autonómicos prevista para el jueves, donde se deberían haber consensuado las fórmulas para hacer frente a la sexta ola de Covid. “De nuevo, se empeñan en liderar el capítulo de restricciones”, denuncia Pallarols. Ante este panorama, exigen también al Gobierno de España que tome cartas en el asunto, porque también es “responsable de las empresas catalanas”.

"Hay que compatibilizar salud y economía"

Lamentan que se ponga el foco en la hostelería y en el ocio nocturno cuando no son los “causantes” del aumento de contagios. “Esto viene de los menores de 12 años que no están vacunados y, sin embargo, no han cerrado los colegios ni han cambiado el calendario escolar”, dicen. “Sin economía no hay salud, y difícilmente se pueden reducir las tasas hospitalaris si toman medidas restrictivas contra la economía”, dice David López, presidente de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fesacarm). El mismo llamamiento hace David Brasé, vicepresidente de Pimec Turismo: “Hay que compatabilizar salud y actividad económica”.