Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un camarero en una terraza vacía. / EFE

Cenar a las ocho: el grito de auxilio de la hostelería ante las restricciones del toque de queda

El sector impulsa una campaña para adelantar las comidas y equipararlas al horario europeo, antes del cierre de cocinas

3 min

La aplicación del toque de queda en España para tratar de contener el avance del coronavirus ha puesto en jaque a bares y restaurantes, que deberán adelantar los horarios de cierre, incluido el de sus cocinas para los servicios de recogida y delivery. Así las cosas, la hostelería ha lanzado una campaña en la que pide a los consumidores que adelanten la cena al horario europeo (las ocho de la tarde) para evitar que se solape con el fin del servicio.

Bajo el lema “Adelanta tu cena a las 20.00 horas. Apoya a la hostelería de tu ciudad”, el sector pide aplicar cambios en los hábitos de la ciudadanía para seguir consumiendo tanto en los establecimientos como en el servicio a domicilio.

Campaña para pedir el adelanto del horario de la cena
Campaña para pedir el adelanto del horario de la cena

Cataluña cierra el reparto a las diez de la noche

El toque de queda dictado por el Gobierno establece restricción de la actividad comercial entre las once de la noche y las seis de la mañana. No obstante, las comunidades pueden adelantarlo o atrasarlo una hora, por lo que hay margen entre las diez y las doce de la noche y entre las cinco y las siete de la mañana. Es el caso de Cataluña, que lo aplica desde las diez y hasta las seis.

Cataluña, que mantiene cerrados desde hace una semana bares y restaurantes por el avance del virus, permitía mantener operativas las cocinas de los establecimientos para los servicios de reparto domicilio. No obstante, la Generalitat ha dictado que tanto el delivery como la recogida en el local deben finalizar a las diez. Y, eso, tras rectificar, porque en un primer momento fijó el límite en las nueve de la noche.

Con este panorama, el Gremi de Restauració exige este lunes la apertura de los establecimientos en horario diurno; que se anule el cerrojazo previsto, al menos, para lo que queda de semana.  La previsión del sector, según datos de Pimec, es que los 15 días proyectados de cierre cuesten a cada negocio una media de 40.000 euros.

Destacadas en Business