Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un camarero en Las Ramblas de Barcelona / EP

La hostelería catalana sella la paz para tres años

Preacuerdo para el convenio que rige las condiciones de 300.000 trabajadores de la restauración con subidas de hasta el 4% y la inclusión de los 'riders'

3 min

La hostelería catalana ha sellado la paz para los próximos tres años. Patronal y sindicatos han cerrado un preacuerdo para el aumento salarial de cara a los tres próximos ejercicios, con incrementos que alcanzan el 4% en un contexto de incremento de precios, así como la inclusión de los riders

Lo explican fuentes empresariales, que detallan que la entente inicial la ratificarán los sindicatos a la vuelta del verano. El pacto prevé que la paz social reine en el sector hasta 2024, algo relevante por cuanto el convenio afecta a unos 300.000 empleados en toda la región. 

Aumentos y 'riders'

¿Qué dice el preacuerdo? Según un empresario que ha participado en las negociaciones, la principal novedad es el avance salarial del 4% para 2022, del 3% para 2023 y del 2% para 2024. Asimismo, el documento incluye la llamada restauración moderna, que es el delivery desde un restaurante o una cocina industrial, las llamadas dark kitchen

Uno de los 'riders' de Glovo en imagen de archivo  EP (degradado)
Uno de los 'riders' de Glovo en imagen de archivo EP (degradado)

El resto son cuestiones menores, como la adaptación de las externalizaciones a la normativa actual, la regulación de los fijos discontinuos o la equiparación de las parejas de derecho a las hecho en los permisos, entre otras. 

Coste de la vida

Cabe recordar que la firma del convenio de hostelería, si la ratifican los sindicatos, llegará en un momento de aumento del coste de la vida como consecuencia del alza del precio de la energía por al guerra en Ucrania. 

Ante ello, la parte social ha pedido esfuerzos a las patronales para incluir incrementos retributivos en los acuerdos de condiciones laborales, como finalmente ha ocurrido. 

'Ley rider'

Asimismo, el nuevo convenio debería aportar claridad a la situación de los repartidores de comida o riders. No en vano, la aprobación de la llamada ley rider a nivel nacional apenas ha conllevado novedades, por cuanto las mayores plataformas, como Glovo, siguen utilizando a autónomos para su operativa. 

Precisamente ayer, la Generalitat de Cataluña multó a Just Eat por cesión ilegal de trabajadores pese a que esta plataforma se jactaba de tener un modelo laboral propio acorde a la nueva normativa.