Menú Buscar
Imagen de archivo de la fachada principal del Hospital Universitario Sant Joan de Reus / CG

El Hospital de Reus reduce su capital en 3,51 millones para asegurar la solvencia financiera

La Generalitat anunció hace cuatro meses el rescate del centro sanitario que ‘pagó’ la gran corrupción de la sanidad catalana

3 min

Los gestores del Hospital Sant Joan de Reus (Tarragona) han recortado drásticamente el capital base del centro sanitario para “compensar las pérdidas” de los últimos ejercicios, tal y como consta en el anuncio de la operación. La reducción llega a los 3,516 millones de euros. Los fondos propios de la organización se quedan en tan sólo 60.101 euros.

Se trata del primer paso para asegurar la solvencia financiera de la institución que pagó la gran corrupción de la sanidad catalana. Es el epicentro del caso Innova, que se instruye desde hace cinco años en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus.

Instrucción del ‘caso Innova’

La causa contiene catorce piezas derivadas y una lista de imputados de más de cien personas, entre los que se incluyen exaltos cargos de la sanidad catalana con el tripartito, responsables municipales y empresas catalanas tan conocidas como el Grup Serhs.

El tribunal investiga una presunta cadena de corrupción que se aprovechó de la construcción de un hospital de seis alas y 90.000 metros cuadrados mediante un modelo de empresa municipal de gestión privada. Un complejo sobredimiensionado porque el presunto negocio de la trama estaba en levantar el centro, tal y como explicaron fuentes del sector a Crónica Global en abril. Por lo que no se aseguraron los fondos necesarios para su correcto funcionamiento.

Rescate público

El equipamiento, que da cobertura a 200.000 personas de la zona de Tarragona, cerró el pasado ejercicio con unas pérdidas de ocho millones de euros. La nueva depreciación llevó sus finanzas al límite --se llegaron a transferir cuatro millones del hospital de Mora d’Ebre para compensar-- y se puso en duda incluso el cobro de las nóminas del personal.

La Generalitat de Cataluña decidió mover ficha hace cuatro meses y rescatar el centro sanitario. La conselleria de Salud anunció la creación de una entidad pública en la que el Servicio Catalán de Salud (CatSalud) tendrá el 55% de las sillas que asegurará los fondos necesarios para que no se repitan los problemas.

El nuevo modelo de gestión se pondrá en marcha el próximo 1 de enero. Mientras, se ordenan las finanzas y la contabilidad del Hospital de Reus. 

Destacadas en Business