Menú Buscar
Imagen de archivo del exterior del Hospital Delfos de Barcelona / CG

Clínica Delfos: así se quita de encima el capital riesgo

Los accionistas del hospital privado de Barcelona aprobarán este jueves una ampliación de capital de 12 millones y renovarán el plan estratégico hasta 2020

6 min

El Centro Médico Delfos de Barcelona, uno de los últimos hospitales privados independientes de la capital catalana, abrirá este jueves en la junta de accionistas anual una ampliación de capital de 12 millones de euros. Este importe garantiza el futuro del hospital y lo aleja del capital riesgo. Los propietarios de la clínica tendrán hasta el próximo 30 de abril para decidir si suscriben o no la operación, aunque la inyección económica está garantizada por las familias fundadoras: los Martí, Oliver, Argilés y Vives.

Varios fondos de inversión se han acercado al hospital en los últimos meses interesados por la operación de liquidez. Se han encontrado las puertas cerradas. Los accionistas de referencia han luchado los últimos años para alejarse del modelo de gestión que impera en la sanidad privada en España, en el que domina el capital riesgo. Lo hicieron incluso en el momento económico más complicado para el hospital, cuándo declaró el concurso de acreedores en el 2011.

Centro de decisión en Barcelona

Los sucesores de los cuatro médicos que crearon la clínica defendieron en todo momento que el centro de decisión debía seguir en el hospital de Barcelona. Querían independencia en la gestión diaria, y eso es complicado por el perfil de inversores privados más activos en la sanidad.

Declinaron esta fórmula de superar las tensiones de tesorería. Ahora, han conseguido superar la etapa más oscura de las finanzas de Delfos --con un esfuerzo económico importante de los herederos-- y esperan ponerle el punto y final de forma definitiva a finales de mes, al protocolizar ante el Registro de lo Mercantil la ampliación de capital.

Nuevo plan estratégico

La inyección económica se usará en gran medida para financiar el nuevo plan estratégico que el director general de Delfos, Juan José Pérez, presentará este jueves ante los accionistas. Estará vigente hasta 2020 y supondrá, de entrada, culminar la reforma de las instalaciones. El hospital se empezó a modernizar tras superar el concurso y en esta nueva etapa replanteará el gran proyecto que la crisis condenó a quedarse en un cajón: expandirse en un nuevo edificio colindante al actual que actualmente se usa de aparcamiento para los clientes.

Estas obras permitirían al hospital contar con más unidades de especialistas. Incluso se plantea abrazar nuevas tendencias asistenciales que están de moda en otros países e incluso líneas de tratamiento famosas en otras culturas.

Renovación de instalaciones

Por ahora, los sucesivos desembolsos de capital de los accionistas de referencia se han usado en Delfos para lavar la cara a los edificios históricos. El Centro Médico Delfos nació en 1966 y ofrecía, inicialmente, tratamientos en cirugía, traumatología, ginecología, obstetricia y urología (las especialidades de los cuatro médicos fundadores). El complejo hospitalario se amplió en 1982 con la construcción de un edificio anexo que permitió ampliar los servicios que existían y crear otros nuevos.

Tras superar el concurso, en el verano de 2012, se iniciaron las obras para lavar la cara a la entrada al hospital. También se han modernizado los servicios de oncología, los despachos de consulta, psiquiatría y reestructuró los espacios en los que se practican terapias grupales. También ha puesto en marcha el llamado Instituto de Urología, una de las unidades más novedosas en esta especialidad de Barcelona.

Cuentas del ejercicio 2015

Además de ratificar la nueva etapa del centro médico, los accionistas deberán dar el visto bueno a las cuentas de Delfos este jueves. De entrada, replantearán una reestructuración de la deuda actual que aún se arrastra del concurso, de ocho millones.

En cuanto al ejercicio contable, el cierre que se presentará a la junta muestra cómo por primera vez desde que se superó la quiebra financiera se alcanza el punto de equilibrio (break-even point) en los beneficios antes de impuestos (ebitda), con un resultado ligeramente positivo.

El resultado final aún muestra pérdidas operacionales, aunque la facturación creció el 14% hasta casi llegar a los 25 millones. Todas estas cifras, según fuentes de Delfos, corresponden únicamente a la sociedad holding de la clínica. El perímetro total del hospital, en el que se cuentan todos los servicios, llega a los 40 millones de caja.

Destacadas en Business