Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La escalera de acceso a la Casa Vilaró de Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La histórica Casa Vilaró de Gràcia sale a la venta por dos millones

La finca racionalista, situada junto al Park Güell, dispone de licencia turística y se podrá destinar al alquiler de lujo tras la operación de compraventa

3 min

La Casa Vilaró de Barcelona ha salido a la venta por un precio de casi dos millones de euros. Ubicada en el barrio de la Salut del distrito de Gràcia, junto al Park Güell, la también llamada Casa del Barco por su estilo náutico fue construida en 1929 y fue la primera obra del movimiento racionalista en España.

La diseñó Sixte Illescas, uno de los arquitectos fundadores del grupo catalán vanguardista GATCPAC. El inmueble ha sido destinado hasta ahora al alquiler de lujo y su próximo propietario podrá seguir arrandándolo a precios rentables, ya que dispone de licencia turística, según ha informado en un comunicado la inmobiliaria Barnes, que se ha encargado de la operación para comercializar el activo.

El exterior de la Casa Vilaró / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
El exterior de la Casa Vilaró / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Con piscina y vistas al mar

La casa dispone de 567 metros cuadrados construidos y una parcela de 757 metros. Se accede a la propiedad a través de una escalera exterior que lleva a la primera planta, donde hay un gran salón con biblioteca y un solárium de 200 metros cuadrados con vistas panorámicas a toda la ciudad y al mar.

Esta planta también incluye una cocina cerrada, un despacho, cuatro suites y una amplia terraza con vistas sobre la ciudad. En la planta baja hay una piscina, otro solárium y un jardín, además de un garaje de 54 metros cuadrados, dos habitaciones en suite y un segundo salón de menores dimensiones.

La piscina de la Casa Vilaró / BARNES
La piscina de la Casa Vilaró / BARNES

Para alquiler turístico

En su día, la construcción de la Casa Vilaró supuso un primer paso hacia la arquitectura contemporánea, con una apuesta por el uso de materiales modernos y una estética depurada. A pesar de sus casi 100 años, la finca mantiene su esencia moderna por la funcionalidad y la eliminación de la decoración superflue que buscaban las nuevas tendencias de construcción de la época, que incorporó el cemento armado y las estructuras metálicas de la etapa racionalista que se abrió en Europa y Estados Unidos.

Elizabeth Hernández, directora de Barnes Barcelona, ha destacado que la Casa del Barco "dispone de todos los elementos exteriores que la demanda valora más ahora mismo que nunca y a un precio muy competitivo". Además, ha señalado que el hecho de que la propiedad disponga de licencia turística la "la convierte en un activo muy interesante para inversores porque permite obtener una rentabilidad notable en un posterior arrendamiento”.

El interior de un dormitorio de la Casa Vilaró / BARNES
El interior de un dormitorio de la Casa Vilaró / BARNES