Menú Buscar
Renderización del complejo de Hines y Henderson Park en el 22@, que tendrá la mayor residencia de estudiantes de Barcelona / CG

Luz verde al 'pelotazo' de Hines en el 22@

El ayuntamiento lanza el complejo de 25.000 metros cuadrados con la mayor residencia de Barcelona; los vecinos "desconfían" y los expertos ven un 'chollo' invertir en estos equipamientos

5 min

Un chollo. Así ven los consultores hoteleros el macrocomplejo de la inmobiliaria Hines y el fondo de private equity Henderson Park, que construirá la mayor residencia de estudiantes de la ciudad, con 752 camas. El Ayuntamiento de Barcelona ha dado el primer paso para avalar la obra, que se extenderá por 25.000 metros cuadrados en la parte norte del 22@, el distrito tecnológico de la Ciudad Condal.

El desarrollo pasó el corte de la aprobación inicial en la comisión municipal de Gobierno de octubre. Esta semana recabó el informe positivo, por unanimidad según las fuentes consultadas, en el consejo del distrito de Sant Martí. El próximo paso es la exposición pública para la presentación de alegaciones, la resolución de éstas y que el Ejecutivo local apruebe de forma definitiva el dosier de HPH Pallars Development, la sociedad conjunta. Los documentos explican negro sobre blanco el alcance de una intervención de la que los vecinos desconfían por "contradictoria" y que los intermediarios hoteleros ven "sensata por oportunista".

La mayor residencia de la ciudad

Hines y Henderson Park proponen convertir el número 433 de la calle Pallars, un solar que adquirieron en 2018, en un complejo residencial estudiantil con 20.000 metros en superficie, con 752 habitaciones, más 5.000 metros de servicios bajo rasante. Proyectan ambas firmas invertir 25 millones de euros en levantar el complejo, que se organizará en diez bloques con jardines intercalados. Prevén completar la pastilla, que se salvará del cerrojazo hotelero de Barcelona, el Peuat, por estar situada en la zona 4C, en la que se pueden elevar alojamientos turísticos, en 2022.

hines residencia 22@ barcelona
Recreación digital del complejo de Hines y Henderson Park en el distrito 22@ de Barcelona / CG

Será entonces cuando el grupo estadounidense y la gestora británica de inversiones comiencen a recoger la alta rentabilidad de la intervención. "Las residencias son un muy buen producto por varias razones. El principal es la rentabilidad: se pueden levantar en terrenos calificados de equipamientos, que son mucho más asequibles que los hoteleros o terciarios. Por lo tanto, el fondo compra barato, construye, gestiona o busca a un gestor y recaba un rentorno similar al del alquiler convencional", explican consultores de hotelería consultados por este medio. Según los directivos del sector, estos desarrollos salen a cuenta "porque precisan menos servicios que un hotel, menos inversión inicial, cuando en la práctica muchos de ellos acaban actuando como tales. Son un producto muy estable".

Los vecinos lo ven "contradictorio"

Precisamente, este es el uso que preocupa a los residentes. Así lo manifiesta Pere Mariné, de la Asociación de Vecinos y Vecinas de Poblenou. "Desde la entidad es cierto que venimos avisando de que residencias de estudiantes de Barcelona están operando como hoteles encubiertos", ha razonado el residente. Bajo su punto de vista, "un complejo con 750 camas no es exactamente lo que necesita el barrio, pero al tratarse de un solar privado con calificación urbanística de equipamiento poco se puede hacer". Por ello, pide Mariné a las administraciones que velen para que los gestores del complejo "no lo alquilen para fines de semana como si fuera un hotel, recurriendo a inspecciones si es necesario".

A su vez, Jaume Badenes, de la junta de la misma entidad, ha subrayado que ve "contradictorio" destinar un solar con clave 7 de equipamiento a un "uso privativo". Máxime cuando "el alza de los alquileres y el precio de compra está expulsando a muchos vecinos de la ciudad". Por ello, Badenes, a la sazón arquitecto técnico, ha explicado que aprovecharán la fase de alegaciones para subrayar esta "contradicción" entre la escasez de suelo para construir vivienda pública y la luz verde inicial municipal al desarrollo de "un proyecto privado con 752 camas en una zona sin desarrollar que, además, tiene calificación de equipamiento".