Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación aérea de la macroresidencia del 22@ que han vendido Hines y Henderson Park / CG

Hines vende a Commerzbank su polémica residencia del 22@

El grupo inmobiliario coloca a una filial del banco alemán el futuro macrohogar de estudiantes que rechazan los vecinos

3 min

Hines ha vendido su polémico proyecto de residencia de estudiantes en el distrito 22@ de Barcelona. El grupo inmobiliario ha colocado a un fondo de inversión alemán ligado a Commerzbank el hogar de alumnos posh que proyecta en la calle Pallars de la Ciudad Condal, y que será el mayor equipamiento de este tipo de la capital catalana. 

En una nota, Hines ha informado de que el proyecto, que desarrolla junto al fondo británico Henderson Park, ha pasado a manos del gestor de activos alemán Commerz Real AG, filial del banco, mediante un acuerdo de forward funding. Ello implica que la compañía teutona avanzará el capital para construir la macroresidencia, que prevé ofrecer 743 camas en 26.000 metros cuadrados. 

Abrirá en 2022

El complejo estudiantil, actualmente en construcción, fue adquirido por Henderson Park y Hines en 2018. Los dos grupos han conseguido pasar la tramitación municipal y anuncian que completarán el desarrollo, esta vez de la mano de de Commerzbank, en el curso 2022/2023. Hines continuará al frente de la gestión del complejo de ocho plantas con la marca comercial Aparto

hines residencia 22@
Recreación digital del proyecto de residencia de Hines en el distrito 22@ de Barcelona / CG


Previo a ello, fondo y grupo de real estate ya colocaron parte de las instalaciones contiguas por 31 millones de euros en 2020. El terreno servirá para elevar una nueva sede en España para la Toulouse Business School (TBS). Su capacidad se sitúa en los 1.000 estudiantes. 

Los vecinos, en contra

Cabe recordar que el proyecto Pallars de Hines es el mayor de su categoría en Barcelona. Firmado por el prestigioso bufete Batlle i Roig, prevé elevarse en 20.000 metros cuadrados sobre superficie y tener otros 5.000 metros bajo rasante. 

La intervención urbanística ha sublevado a los vecinos del distrito tecnológico de la Ciudad Condal, que recuerdan que la macroresidencia "tendrá un uso privativo" en una parcela "catalogada como equipamiento público". En el mismo sentido, los residentes han alertado de que estos equipamientos "han actuado en ocasiones como hoteles encubiertos", por lo que desconfían de una inversión que en su inicio rondaba los 25 millones de euros.