Menú Buscar
Las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil / FOTOMONTAJE CG

Las hijas de Isidoro Álvarez intentan evitar que El Corte Inglés salga a bolsa

La ofensiva diplomática contra Catar es uno de los argumentos que emplean para frenar la alianza entre el socio árabe y el consejero Manuel Pizarro

5 min

Las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil (24%), herederas junto a Dimas Gimeno (7%) y la Fundación Areces (37%) de El Corte Inglés, quieren evitar a toda costa que tenga lugar la salida a bolsa de los grandes almacenes, impuesta por el jeque Hamad Bin Jassim Al Thani, el inversor de Catar que prestó 1.000 millones de euros a la compañía en 2015, según ha podido saber Crónica Global.

La apertura al mercado bursátil (en forma de OPV) fue impuesta en el contrato por Al Thani para rentabilizar su inversión, que equivale a un capital del 10% de El Corte Inglés. El jeque decidió ejercitar su derecho a abrir la compañía al mercado de capitales en el último consejo de administración del pasado abril, a través de su representante en el órgano de gobierno, Shahzad Shahbaz.

Los gestores de las inversiones de Al Thani en Londres están preocupados por la rivalidad entre las familias herederas y la vieja guardia —representada en buena parte por consejeros octogenarios— y solo consideran un interlocutor adecuado a Manuel Pizarro, el expresidente de Endesa e Ibercaja y actual consejero de la empresa. En aquel consejo, los representantes de los intereses catarís pidieron que Pizarro fuera el responsable de pilotar los preparativos de la salida a bolsa en el próximo año y medio, tal y como reflejaba una de las condiciones del contrato que se firmó para estabilizar al grupo.

Asesores externos

Las hermanas Álvarez Guil, con la colaboración de un equipo asesor ajeno a la empresa, impulsan la creación de una nueva comisión de nombramientos y retribuciones para retrasar la salida a bolsa en el plano operativo y bloquear el encargo del consejo, por petición expresa del catarí, a Manuel Pizarro.

El objetivo de las hermanas ya no es controlar al presidente, Dimas Gimeno (obsesión en especial de Marta), artífice de la inversión catarí en un momento clave para la refinanciación de El Corte Inglés. Gimeno también fue el impulsor en aquellos delicados momentos de la joint-venture para las tarjetas de crédito con el Santander. Los resultados de esa alianza son incuestionables: la empresa conjunta está duplicando los beneficios y, a la práctica, genera mayor rendimiento ahora a El Corte Inglés con el 49% del capital que antes con el control absoluto.

Frenar la colaboración de Pizarro con los catarís

Según fuentes internas conocedoras de sus movimientos y de la filosofía que los inspira, las herederas de Isidoro Álvarez aspiran a frenar el romance de intereses entre Pizarro y Al Thani. Los consejeros del jeque catarí son cada vez más duros en las reuniones del órgano de gobierno y se atribuyen ser los artífices de la evolución favorable del negocio de estos últimos dos años, junto a la figura del presidente, Dimas Gimeno.

Los mismos asesores de las hijas adoptivas de Isidoro Álvarez están elaborando un informe sobre la crisis diplomática de Oriente Medio y el boicot de Arabia Saudí​, Egipto, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Yemen contra Catar y su emir. De hecho, Al Thani formó parte del gobierno de su país hasta que se produjo el relevo en la cúpula gubernamental.

La pretensión es aprovechar el conflicto diplomático y las acusaciones internacionales de financiación al terrorismo para demostrar que teniendo un socio como el catarí no es el mejor momento de abordar una Oferta Pública de Venta y estudian si inician una ofensiva en términos más agresivos.