Menú Buscar
Imagen de un complejo de Hard Rock Hotels en México / CG

Hard Rock pincha con su segunda operación en Cataluña

La cadena estadounidense retira la opción de compra para abrir un hotel en el Port Fòrum de Sant Adrià por el elevado precio

29.12.2017 00:00 h.
4 min

Hard Rock ha pinchado con su segunda operación en Cataluña. La cadena estadounidense ha rechazado hacer efectiva su opción de compra por una parcela de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) en la que buscaba construir un hotel.

La cadena con sede en Orlando (Estados Unidos) se ha retirado de la operación para adquirir los terrenos, situados ante la marina Port Fòrum, en la salida norte de Barcelona.

El motivo ha sido el desacuerdo sobre el precio con los dueños de la pastilla de 30.000 metros cuadrados. Al parecer, los propietarios del solar, la familia Gorrochategui (50%) y una inmobiliaria barcelonesa (50%), pedían más de 40 millones de euros, cuando Hard Rock quería ofrecer un máximo de 38 millones.

La marcha atrás del gigante del ocio supone el segundo fiasco de la enseña en Cataluña, ya que su intervención en el Centro Recreativo y Turístico de Vila-seca y Salou (Tarragona), el llamado BCN World, también ha encallado por la crisis política en la región.

"Obstáculos"

Preguntada sobre las intenciones de la multinacional, la portavocía de Hard Rock International en Nueva York no ha contestado a los requerimientos de este medio.

Consultores del sector de la hotelería sí han aportado más datos. "La cadena quería comprar ahora. Los propietarios de la parcela han dado a entender que no tienen prisa para vender", han indicado profesionales del sector.

hotel port forum hard rock sant adria besos

Recreación digital del proyecto de hotel en la zona del Port Fòrum de Sant Adrià de Besòs / CG

Otros directivos de la industria han subrayado que la operación se enfrentaba a varios escollos. "Uno, el urbanístico. Los inversores querían elevar un rascacielos, cuando los terrenos, según el Plan General Metropolitano, no permitían más de determinada altura. Requería un cambio de planeamiento harto complicado", han indicado.

"Y dos, el precio. Durante la burbuja inmobiliaria, sus dueños llegaron a pedir 80 millones de euros por uno de los últimos grandes terrenos urbanizables en la conurbación de Barcelona. Las pretensiones han sido históricamente altas", han agregado.

Mazazo a la recuperación de la zona

Cualquiera que sea la causa, el parón de la inversión de Hard Rock propina otro mazazo a la regeneración de la salida norte de Barcelona.

Antes, la zona ya había recibido con malestar la crisis de Cafè del Mar Club Port Fòrum, el sunset club del puerto deportivo del Besòs, que permanece inactivo mientras se dirimen las diferencias entre socios.

Asimismo, existen dudas sobre la capacidad de reactivar una marina deportiva que estaba llamada a recoger el testigo del Puerto Olímpico de Barcelona como la zona de ocio familiar y nocturno de la ciudad.

Hasta el momento, sólo Game Point Center, el mayor escape room de Europa, ha iniciado su operativa en la zona. El resto de locales comerciales, vacíos, siguen en comercialización.