Menú Buscar
Santiago Menendez, director de la Agencia Tributaria, en la jornada 'Fiscalidad empresarial 2017 ' / EP

El director de la Agencia Tributaria reconoce el lío del nuevo Impuesto de Sociedades

Santiago Menéndez asume que la tasa se ha “complicado mucho técnicamente” y que sería deseable que fuese “mucho más sencillo”

3 min

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha reconocido este miércoles que el Impuesto de Sociedades se ha “complicado mucho técnicamente”. En una conferencia en la jornada Fiscalidad empresarial 2017 de PWC y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) ha afirmado que sería “deseable” que la normativa fuese “mucho más sencilla”.

Y “mucho más previsible” en la recaudación derivada, ha señalado. Se ha mostrado partidario de una simplificación para “ayudar a todos a estar mucho más tranquilos”.

Decisión del Ministerio

El Ministerio de Hacienda y Función Pública, capitaneado por Cristóbal Montoro, es el que debe tomar la decisión en última instancia. Desde la Agencia Tributaria han explicado que ambas instituciones “entienden” que el mundo empresarial debe "tomar sus decisiones sobre marcos estables y claros”.

Menéndez asegura que el Gobierno persiguió este objetivo en la renovación de Sociedades. “Aunque a veces pueda parecer todo lo contrario”, ha relatado. Un apunte de su valoración sobre la tasa.

"Muchas veces existe la percepción de que somos una especie de ogro de las galletas que nos lo comemos todo". El director de la Agencia Tributaria ha asegurado que lo recaudado se destina a la “economía del bienestar” y a mantener los servicios públicos. Concretamente, casi el 70% del total.

Cooperación con empresarios

Asegura, asimismo, que Hacienda "tiene mucho más interés en que exista seguridad jurídica que el contribuyente". En defensa del Impuesto de Sociedades actual, el directivo ha manifestado que es “habitual” que cuando el legislador emita una norma se deje “flecos” por resolver. “Muchas veces no son fáciles de interpretar o aplicar”.

Considera que existen “muchísimas posibilidades” de que la “relación cooperativa” entre las empresas y Hacienda evite conflictos con la administración tributaria. Incluso en Sociedades, en el punto de mira de CEOE por considerar que desincentiva las inversiones por su inseguridad jurídica.