Menú Buscar
Cristóbal Montoro (d), ministro de Hacienda; Pierre Moscovici (c), comisario de Asuntos Económicos; y Luid de Guindos (i), ministro de Economía.

Hacienda adelanta el cierre del presupuesto para quedar bien con Bruselas

El trámite, que lo puede hacer el Gobierno en funciones, limita todas las operaciones y licitaciones que aún no se hayan ejecutado y solo deja asumir gasto escencial

Redacción
2 min

El Ministerio de Hacienda en funciones ha anunciado que antes de que termine julio publicará la orden ministerial para regular las operaciones de cierre del Presupuesto General del Estado de 2016. Se trata de un trámite para el que no es necesario constituir un nuevo Gobierno aunque se suele ejecutar a finales de año. La prisa de este ejercicio responde al deseo de quedar bien con Bruselas y eludir la multa por incumplir el límite de déficit público de 2015.

La principal consecuencia de la entrada en vigor del mandato ministerial será que no se podrán poner en marcha las operaciones y licitaciones que aún no se hubieran ejecutado.

Gastos esenciales

El compromiso de gasto se trasladará de este modo al presupuesto de 2017 ya que a partir de ese momento solo se podrán hacer frente a gastos esenciales de funcionamiento del Estado como son los salarios de los funcionarios, suministros, prestaciones o el servicio de la deuda.

Hacienda se ha limitado a señalar que la medida es una muestra del compromiso del Gobierno en funciones con la reducción del déficit público.

Recorte en abril

El Presupuesto vigente se recortó en abril. En ese momento se pactó la no disponibilidad de 2.000 millones, lo que implicaba una reducción del 3% del gasto que impactó especialmente a Fomento. El ministerio encabezado por Ana Pastor asumió un recorte de 598 millones.

El adelanto del cierre del presupuesto de este año se ha incluido en las alegaciones presentadas por el Gobierno en funciones a la Comisión Europea en contra de que se sancione a España por saltarse el límite de déficit en 2015. El documento que se presentó este miércoles en Bruselas.

Más impuestos

Además de recortar de nuevo el gasto, el Ejecutivo también prevé mejorar los ingresos con un incremento de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades que esperan que incremente la recaudación en 6.000 millones anuales. Además, espera captar otros 1.000 millones con nuevos instrumentos de lucha contra el fraude fiscal.