Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los establecimientos de Dia / EUROPA PRESS

¿Hacia dónde va Dia tras su refinanciación?

Los nuevos responsables de la firma antaño española están convencidos de que el éxito llegará aplicando un nuevo modelo de negocio

6 min

Enmendar el descalabro que viene sufriendo Dia al menos desde 2017, cuando sus ingresos cayeron un 37%, pasa por un cambio radical del que ya se ocupa la compañía, aún sin demasiado éxito. Pero los responsables de la firma antaño española están convencidos de que éste llegará aplicando un nuevo modelo de negocio, y en ello están, sobre todo en acabar con la multitud de submarcas que tiene Dia, que cuenta o ha contado con Dia Market, Fresh by Dia, Dia Maxi, La Plaza de Dia, Max Descuento, Clarel, Cada Dia, Minipreço, Mais Perto, Dia & Go, Shop Dia, El Árbol o City Dia.

Demasiados formatos que confunden al público y que se hacen innecesarios para una compañía que lideró las ventas de los supermercados en España y que ahora busca respirar. Dia quiere parecerse e imitar los modelos comerciales de Mercadona, líder destacado con una cuota del 24,9%, o Lidl, el que más creció durante 2018, los dos grupos más potentes actualmente en España junto con Aldi. Y la diversificación no ayuda, al contrario.

En 2018, los ingresos de Dia se desplomaron un 11,3%, con 352 millones de euros de pérdidas. Y durante 2019 los números tampoco han sido halagüeños, con caídas generalizadas de más del 7%.

LetterOne manda

La idea de cambio ha partido de LetterOne, fondo con el 69,76% de Dia tras la opa sobre el grupo, y en eso trabaja el nuevo consejero delegado del grupo, Karl-Heinz Holland, que fue empleado de Lidl durante más de 20 años.

LetterOne, fondo de empresas de inversión con sede en Luxemburgo, se ha remangado para sacar adelante Dia y racionalizar sus objetivos. Al cierre de establecimientos, el fondo quiere añadir la unificación de marcas, el control de sus franquicias, la transformación de sus tiendas a un nuevo formato, impulsar la eficiencia de sus operaciones para volver a ser rentable y apostar por la calidad más que por los precios bajos, como hasta ahora. Un cambio radical que ya se ha iniciado.

Liquidez para un año

Con estas circunstancias, Moody's cree que Dia cuenta con liquidez para los próximos 12 meses tras su refinanciación e inyección de capital, aunque tiene más retos además de mejorar su modelo de negocio, como son restaurar la confianza de proveedores y consumidores, muy dañada en los últimos tiempos.

Día cerró la refinanciación de su deuda tras la inyección de capital de 490 millones de euros del máximo accionista de la compañía, LetterOne, pero la agencia de calificación ha advertido de que esa liquidez podría deteriorarse muy rápido si la nueva dirección de la compañía no detiene el consumo de capital. Por eso Moody's ha confirmado el rating de la cadena de supermercados Dia de Caa1, nivel de "calidad muy pobre" dentro del llamado bono basura, con una perspectiva "negativa", concluyendo así el proceso de revisión que inició a finales del pasado año.

En busca de confianza

Aunque los problemas de liquidez hayan disminuido, la cadena de supermercados se ha quedado muy atrás frente a competidores como Mercadona o Lidl, aunque no tendrá vencimientos de deuda significativos hasta el de su bono de 300 millones de euros en abril de 2021.

La agencia de calificación considera que LetterOne ejercerá una "influencia significativa" en la compañía y señala que uno de los principales desafíos de la cadena de supermercados será "restaurar la confianza de los proveedores y los consumidores", además de mejorar "sustancialmente" su modelo de negocio y fortalecer su generación de flujo de efectivo.

No ven la luz en 2019

El sector de la distribución alimentaria elevó su facturación un 1,5% en 2018, mientras Dia se hundía. Según el Informe sectorial de la economía española 2019, elaborado por la Unidad de Riesgos de Cesce, compañía española de seguros de créditos a la exportación, la superficie de venta ha crecido un 1,9%, y tampoco gracias a Dia. Mercadona continúa consolidándose y aumentando sus remodelaciones e impulsando su salida al exterior, destacando también la expansión de Aldi y Lidl, así como la de las cadenas regionales. Por el contrario, Dia ha continuado con su pesimista tendencia de 2018 y cerrando tiendas.

Mercadona es líder con un aumento de cuota de valor de 0,8 puntos en 2018 (+1,2 en 2017), hasta alcanzar el 24,9% del mercado actual. Carrefour, que adelantó a Dia en 2017 por las adquisiciones y por los cierres de Dia, mantiene la segunda posición, a pesar de reducir su cuota un 0,2%. Lidl, por su parte, también sigue creciendo, del mismo modo que los supermercados regionales.