Menú Buscar
Bruno Figueras, exconsejero delegado de Promociones Habitat, y una de las inversiones realizadas en Valencia / FOTOMONTAJE DE CG

Pugna en la cúpula de Habitat

Bruno Figueras ha sido revocado de su cargo como consejero delegado por la relación cada vez más tensa con los fondos de inversión mayoritarios en el grupo

3 min

Tiempos convulsos en la cima de Promociones Habitat. El fundador y accionista minoritario de la inmobiliaria, Bruno Figueras Costa, ha sido revocado de su cargo de consejero delegado. Una atribución que se mantuvo sobre el papel tras la decisión del verano pasado de trasladar la sede de Barcelona a Madrid y separarle de la gestión ejecutiva a pesar de mantenerle en el consejo. 

Goldman Sachs, Bank of America Merrill Lynch, Capston, Marathon y SC Lowy compraron el 70% de Habitat a la banca acreedora a finales de mayo de 2015. Fue parte de la propuesta de convenio que los fondos presentaron al Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona para concluir uno de los mayores concursos del sector. 

Nuevo presidente y consejo

No fue hasta septiembre y octubre de ese mismo año cuando aterrizaron los consejeros designados por los nuevos propietarios de la firma. Un grupo de directivos de transición que fue relevado en diciembre de ese mismo año. 

El momento en el que Rafael del Valle-Iturriaga asumió la presidencia y se incorporaron Javier Basagoiti y Alberto Quemada. Los tres han sido los principales impulsores del plan estratégico que aún sigue vigente en Habitat y que tiene como principal objetivo relanzar la inmobiliaria

Choque con la ‘vieja guardia’

El nuevo modelo de gestión que implementaron en la compañía chocó con la vieja guardia, indican fuentes cercanas al consejo. Los desencuentros en el grupo han ido a más y han forzado el cambio de sede social de la compañía y a relegar de facto a Figueras. 

Pero el ejecutivo, hijo de José María Figueras, expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, quiso hacer valer su influencia en la compañía hasta llegar a la situación actual. Se interpreta la revocación sobre el papel como un aviso a navegantes. La tensión sigue latente y nadie descarta alguna medida más extrema por parte de los propietarios del grupo. Aunque, por el momento, no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

Resultados económicos

Habitat cerró 2015, últimas cuentas disponibles, con unos activos inmobiliarios de 230 millones de euros repartidos en Madrid, Málaga, Las Palmas, Valencia, Sevilla y Barcelona; y una deuda financiera a corto y largo plazo de más de 13 millones, además de otros 80 millones contraídos con empresas del propio grupo. El negocio arrojó unos ingresos de 10,5 millones.  Entre 2007 y 2014, Habitat llegó a perder 1.275 millones.

El beneficio neto ascendió a los 1.072 millones, aunque no es un resultado que se pueda tener en cuenta. En ese año se repercutió el apunte contable de la quita que las entidades aceptaron sobre los 2.800 millones de pasivo con los que Habitat reconoció su quiebra en 2008. Algo más de 1.007 millones, según consta en el ejercicio consolidado presentado.