Menú Buscar
La planta central de Guzmán Gastronomía en Mercabarna / CG

Guzmán Gastronomía compra las empresas Sáenz Horeca y Fustrock

La sudafricana Bidcorp impulsa el crecimiento de la compañía con sede en Mercabarna, que prevé alcanzar una facturación de 140 millones en 2017

5 min

El gigante sudafricano de distribución de alimentos para el sector de la restauración Bidcorp impulsa el crecimiento de la compañía catalana Guzmán Gastronomía. Bidcorp acaba de dar un fuerte espaldarazo a su nueva filial ibérica al aprobar de golpe dos operaciones de compra que suponen un salto significativo en la estrategia de desarrollo del grupo.

Concretamente, Guzmán Gastronomía ha cerrado las adquisiciones de la empresa vasca Sáenz Horeca y de la lusa Frustock. Estas transacciones que le permiten entrar en el negocio de la distribución de carne y en el mercado portugués.

Con estas estas operaciones, Guzmán prevé cerrar 2017 con una facturación de 140 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 55% respecto a los 90 millones que ingresó la empresa con sede en Mercabarna en 2016. Además, la plantilla se elevará a 600 personas.

Operaciones

Fundada en Vitoria en 1985, Sáenz Horeca es una de las compañías de referencia en el suministro de carne de alta gama para el sector de la restauración, donde cuenta con más de mil clientes en toda España, con más de 3 millones de kilos al año. Guzmán se ha hecho con una participación mayoritaria en la empresa, cuyo fundador seguirá al frente de la gestión. La firma vasca factura alrededor de 22 millones de euros y emplea a 65 personas. Vende todo tipo de carnes a los restaurantes –una de sus apuestas más recientes es la carne de ciervo– y es un especialista en el proceso de maduración con cámaras frigoríficas. También comercializa jamones ibéricos de bellota con la marca El Santo.

“Con la compra de Sáenz Horeca entramos en el mundo de la carne y avanzamos en nuestro objetivo de convertirnos en un proveedor integral para el sector de la restauración”, explica Jordi Franch, consejero delegado y accionista de la nueva Bidcorp Spain, donde el equipo directivo posee el 10% del capital.

Según Franch, el mercado del foodservice en España está muy atomizado, por lo que Bidcorp tiene todavía mucho potencial de crecimiento. El objetivo del grupo es replicar el modelo desarrollado en otros países como Reino Unido y Holanda, donde Bidcorp es el gran referente a la hora de aprovisionar de alimentos frescos de todo tipo a los restaurantes.

Líder en Portugal

En paralelo a la adquisición de Sáenz Horeca, Bidcorp acaba de entrar en Portugal con la compra de Frustock, que es el líder del país en distribución de frutas y verduras para restauración. Con unas ventas de 20 millones, la firma posee plataformas logísticas en Lisboa, Porto y el Algarve.

Como recoge Expansión, Franch no descarta ejecutar nuevas compras, pero asegura que ahora el objetivo es centrarse en la integración de estas dos compañías y en explorar las sinergias con el resto de filiales europeas de Bidcorp. Guzmán ampliará su oferta de alimentos italianos al poder incorporar parte del catálogo de productos de la filial italiana de la multinacional.

Bidcorp

Según el ejecutivo, el grupo sudafricano tiene una gestión muy descentralizada y apuesta por la plena autonomía de la filial ibérica. Con una facturación de 9.600 millones de euros, Bidcorp cotiza en Bolsa y antes de la compra de Guzmán sólo tenía en España una pequeña empresa en Alicante que servía a hoteles.

Bidcorp Spain abastece a más de 11.000 establecimientos, de los cuales el 65% son restaurantes independientes –de media y alta gama– y el 35% restauración organizada. La compañía apuesta por mantener todas las marcas, aunque Guzmán se centrará en la oferta dirigida a los chefs, y empleará la marca Bidfood para el negocio de las cadenas de restauración.