Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente del BCE Luis de Guindos / EP

Guindos insta a Moncloa a gastar los fondos europeos con “enorme responsabilidad”

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) ve fundamental que los países elaboren planes de consolidación fiscal creíbles para evitar déficits estructurales

5 min

El exministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) Luis de Guindos, ha llamado la atención sobre la oportunidad que representan los fondos de recuperación procedentes del presupuesto comunitario por lo que ha instado a los gobiernos de los países miembros a disponer de ellos con “enorme responsabilidad”.

En su intervención en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Guindos ha destacado el carácter inédito de la medida enfocada a paliar los efectos de la pandemia, con la primera emisión conjunta de deuda en la historia de la Unión Europea y con un destacado porcentaje de la prestación en forma de subvención, a fondo perdido.

Italia y España, más lentas en recuperar

“Se trata de una medida enfocada a las economías más vulnerables, por lo que hay que emplear los fondos con mucha responsabilidad y de forma sumamente correcta”, ha incidido.

A través de videoconferencia y desde su despacho en Francfort, Guindos ha situado a Italia y España como dos de esas economías más vulnerables, en tanto en cuanto les llevará más tiempo volver a las cifras de producción anteriores a la llegada de la pandemia que la media de la zona euro.

Recuperación asimétrica

En este sentido, el vicepresidente del BCE ha apuntado que las estimaciones del organismo emisor apuntan ahora a que la zona euro recuperará sus cotas precrisis en el primer trimestre de 2022, estimación que mejora notablemente la anterior, que situaba el hito tras el ecuador del próximo ejercicio.

No obstante, Guindos admitió una notable dispersión entre los componentes del área de la moneda única, “dado que Alemania volverá a cifras preCovid-19 a finales de este año y otros como Italia y España no lo harán hasta finales de 2022”.

Plan creible

El que fuera ministro de Economía con los gobiernos de Mariano Rajoy ha recalcado la importancia de que los países miembros diseñen un plan de consolidación fiscal “que sea creíble”, con el fin de evitar que los incrementos del déficit que han padecido todos como consecuencia de las medidas para paliar los efectos de la crisis se conviertan en estructurales.

Por eso, “es fundamental que los países gasten bien los fondos que van a recibir”, ha señalado Guindos que, para fortalecer su argumento, también ha recordado que “esto no se acaba aquí, las autoridades van a revisar de forma continua lo que hagan los diferentes gobiernos”. El vicepresidente del BCE ha relacionado el buen empleo que se haga de los fondos con la llegada de la tan ansiada facilidad fiscal en Europa.

Prudente retirada de estímulos

En relación a los estímulos, Guindos se ha mostrado partidario de retirarlos de manera progresiva si se confirman los buenos augurios de recuperación para la economía de la zona euro aunque de manera gradual porque “no se trata de rellenar huecos sino de hacer que la recuperación sea lo más sostenible que sude pueda. Si nos tenemos que equivocar, ha de ser por el lado de la prudencia”.

Respecto al comportamiento de la inflación, que ronda actualmente el 3%, Guindos lo ha atribuido a un efecto temporal producto de las medidas contra la pandemia. “Tiene aspecto de ser coyuntural y no vemos por ahora efectos de segunda ronda. Sin embargo, tenemos que estar atentos para que la subida de los precios no se convierta en algo crónico”. El objetivo del BCE es mantener el índice de precios cercano pero no superior al 2%.