Menú Buscar
Torre de telecomunicaciones de Montjuïc (Barcelona), diseñada por Calatrava

La guerra de ‘telecos’ en Cataluña acaba con el colegio impuesto por el Govern

La organización se transforma en GrausTIC y pierde la capacidad de acreditar proyectos, que recae en la filial de la entidad nacional

5 min

La batalla entre colegios de ingenieros técnicos de telecomunicaciones en Cataluña ha concluido con la desaparición de la organización que fue impulsada por el Gobierno de la Generalitat desde finales de 2010, el Colegio de Ingenieros Técnicos y Peritos de Telecomunicación de Cataluña (CETPTC, por sus siglas en catalán).

La entidad se ha convertido en ONES Asociación de Ingeniería Técnica de Telecomunicación de Cataluña (AETTEC), aunque trabajará bajo la marca GrausTIC tal y como se decidió por mayoría en una asamblea general extraordinaria el pasado 6 de julio. El cambio ha provocado un terremoto entre los profesionales del sector por el temor sobre qué ocurrirá con el principal cometido de la institución: visar proyectos.

ENAC retira la acreditación

La organización presidida por Ferran Amago asegura que uno de los objetivos de la nueva organización será “tener continuidad como entidad de verificación acreditada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC)”. Deberán empezar los trámites de nuevo, indican fuentes cercanas a la institución nacional.

Los portavoces de ENAC, al ser preguntados por las competencias que tendrá GrausTIC, se limitaron a señalar que “se ha retirado la acreditación al CETPTC”. Sobre cualquier otro proceso que corresponda a una entidad distinta, afirman que se trata de una información totalmente confidencial.

Readmisión al COETTC

Los miembros de la entidad catalana tienen como opción para continuar con su actividad, ya que es un ámbito en el que la colegiación es obligatoria, pedir la readmisión a la delegación de la entidad estatal. El Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación de Cataluña (COETTC) tiene sede en Tarragona y sí que está reconocido por ENAC. De hecho, más de 150 personas han decidido iniciar este camino en las últimas semanas, según interlocutores del sector.

La actual GrausTIC y el COETTC llevan casi 16 años a la greña. Recurso contra recurso y demanda contra demanda. Aún hay causas pendientes de resolver, aunque la decisión del Tribunal Supremo de anular la forma de nacer de la organización catalana (se acogía a una cláusula del Estatuto de Autonomía que se declaró inconstitucional) es firme.

Críticas a la Generalitat

Los representantes del COETTC en Cataluña han aprovechado la transformación para lanzar un dardo contra la Generalitat. En un comunicado, le acusan de haberse “entrometido en la organización colegial independiente y democrática establecida en la Constitución” y piden que, tras las sentencias, el Gobierno catalán “deje de inmiscuirse en los asuntos internos de nuestro colegio profesional”. Aunque no parece que el Ejecutivo de Carles Puigdemont vaya a hacerle demasiado caso.

GrausTIC fue una de las cuatro entidades que forman parte de la recién creada Asociación de Profesionales TIC, que fue presentada a principios de julio por la consejera de Presidencia, Neus Munté. Está agrupada junto al Colegio Oficial de Ingeniería en Informática de Cataluña, el Colegio Oficial de Ingenierías Técnicas en Informática de Cataluña y la Asociación Catalana de Ingenieros de Telecomunicaciones.

Dos millones en litigios

El COETTC recuerda que todos los procesos judiciales emprendidos hasta la fecha para clarificar la colegiación de los ingenieros técnicos de telecomunicaciones los ha “padecido y pagado la profesión en Cataluña”. Calculan que la factura final asciende a los dos millones de euros.