Menú Buscar
Jordi Gual, presidente de Caixabank (izq.), y Gonzalo Gortázar, consejero delegado / CAIXABANK

Gual pide a Europa compartir gastos y más coordinación para salir de la crisis

El presidente de Caixabank aplaude las medidas adoptadas hasta ahora por las instituciones y el fondo de medio billón propuesto por Francia y Alemania: “esperemos que salga adelante”

3 min

Jordi Gual, presidente de Caixabank, ha valorado positivamente las medidas tomadas por las autoridades, tanto en España como en la Unión Europea, para hacer frente a la crisis del coronavirus y ayudar a las empresas y las familias pero también ha reclamado un esfuerzo extra en el Viejo Continente en materia fiscal que, además, debería ser coordinado.

La entidad ha celebrado este viernes la primera junta de accionistas por vía telemática de su historia por motivos de seguridad ante la pandemia del Covid-19. En la asamblea, Gual ha señalado la importancia de una estrategia europea de compartir gastos para superar cuanto antes un choque que ha considerado de “enorme magnitud”.

Evitar distorsiones

De ahí que el presidente de la entidad bancaria haya aplaudido la última propuesta realizada conjuntamente por los gobiernos de Francia y Alemania para la creación de un fondo de medio billón de euros, ligado al presupuesto plurianual comunitario y para transferir directamente a los estados miembros con vistas a financiar la reconstrucción de las economías. “Esperamos que salga adelante”, ha apuntado.

En su opinión la coordinación a la hora de llevar cabo un esfuerzo fiscal adicional es fundamental para evitar que se distorsione el mercado único europeo.

Dudas sobre la recuperación

Gual también ha apuntado como una de las claves para salir de la crisis la actuación del Banco Central Europeo (BCE) para inyectar liquidez en las economías aunque también ha hecho hincapié en la necesidad de que su esfuerzo “se transmita a todas las economías de la zona del euro”, independientemente de su situación fiscal.

El presidente de Caixabank evitó realizar pronósticos concretos sobre la evolución del PIB español en 2020 debido a que “existen muchas dudas sobre el ritmo de la recuperación”. En cualquier caso, Gual se ha mostrado convencido de que “aún en el mejor de los casos”, España y Portugal se enfrentan a su peor escenario desde la Gran Depresión. “Nos acercamos cada vez más a un escenario que contempla una caída de la actividad de dos dígitos pero con una recuperación más suave”.

A respuesta de las intervenciones de los accionistas, Gual ha defendido la política de dividendos de la entidad y ha asegurado que seguirá siendo “una prioridad absoluta” del banco, que decidió reducirlo un 50% este año debido a la crisis, frente a la estrategia de algunos competidores, que optaron por suprimirlos, tras las recomendaciones en esta línea del BCE.