Menú Buscar
De derecha a izquierda, Constantí Serrallonga (Fira BCN), John Hoffman (GSMA), Víctor Calvo-Sotelo (Gobierno), Ada Colau (Ajuntament), Jordi Baiget (Generalitat) y Aleix Valls (MWCB).

GSMA, la patronal del móvil, muestra su cabreo por la huelga de metro en Barcelona

John Hoffman, el impulsor del MWC, no asiste a la inaugración oficial para dejar patente su disgusto: en este momento su prioridad es transportar a los más de 100.000 congresistas

2 min

GSMA, la todopoderosa organización que agrupa la industria del móvil y organiza el Mobile World Congress (MWC), ha sido la última en mostrar su malestar y cabreo por la huelga de metro en Barcelona que ha colapsado la ciudad en la jornada inaugural del principal evento del sector del mundo. El consejero delegado de la compañía, John Hoffman, ha manifestado que está “decepcionado” porque finalmente la protesta se ha llevado a cabo.

Como muestra de su enfado, el ejecutivo ha declinado participar en el acto de inauguración del MWC junto a autoridades del Gobierno, la Generalitat, el ayuntamiento y Fira Barcelona.

Más de 100.000 asistentes

Los organizadores del congreso daban por sentado que el gobierno municipal alcanzaría un pacto con la plantilla del metro antes del evento. Consideran algo normal que un certamen de la transcendencia del MWC sea el foco de protestas de todo signo, pero nunca habían vivido un colapso como el actual.

También es el primer año en que la feria cuenta con más de 100.000 asistentes, tal y como anunció el nuevo director general de GSMA, Mark Giles.

Por ahora, su prioridad es “ofrecer un show exitoso” y facilitar vías de transporte alternativas al metro para los asistentes para que puedan llegar sin problemas al recinto Gran Via, según las declaraciones que Hoffman ha divulgado por escrito.

La huelga traerá consecuencias, tal y como reconocieron los organizadores del MWC. Se estudiarán una vez pasado el evento.