Menú Buscar
Ambulancia TNA en la puerta del hospital La Fe de València / EP

Grupos internacionales se lanzan a por el pastel de los 1.370 millones de las ambulancias en España

El nivel de atomización en empresas locales y regionales atrae a inversores extranjeros a un negocio que vive tiempos convulsos

27.02.2019 00:00 h.
10 min

La prestación de servicios de transporte sanitario es un sector económico que hasta hace poco estaba muy atomizado en España y todavía existen numerosas empresas de pequeño tamaño y un ámbito de actuación local. En los últimos años se dibuja una clara tendencia por la que diversas compañías y grupos de inversión internacionales están decididos a quedarse con la mayor parte del mercado del transporte sanitario en España, a través de agresivas operaciones de adquisición y absorción de empresas locales de menor tamaño.

El objetivo de algunas agresivas operaciones que ya han tenido lugar es potenciar la cobertura geográfica y generar economías de escala. Los inversores extranjeros han llegado atraídos por un suculento pastel que mueve un volumen de negocio de unos 1.370 millones de euros al año, según un informe de DBK sobre los servicios de transporte sanitario en España.

Envuelto en polémicas

El transporte sanitario es un sector que en los últimos tiempos vive convulso. En algunas empresas españolas se llevan a cabo despidos irregulares e incumplimientos en los servicios, que nacen de los enfrentamientos entre empresas rivales o diversas polémicas en las concesiones. Hoy, tanto pacientes como empleados de este sector acusan años de recortes de la Administración y de las adjudicatarias.

Y es que un pastel tan suculento como es el de las concesiones del transporte sanitario no deja indiferente a los que quieren participar de él. Dos ejemplos de los enfrentamientos y tensiones fueron las últimas adjudicaciones en Cataluña (2015) y en la Comunidad Valenciana (2017). La suma de ambos superconcursos arrojaba, en principio, un presupuesto de casi 3.000 millones de euros para diez años de servicio.

Ambulancia Cantabria

Ambulancia del 061 en Cantabria / EP

Polémico reparto catalán

El de Cataluña, 2.000 millones de euros, se repartió entre Transport Sanitari de Catalunya (TSC), controlado por el fondo de inversión Invest Industrial, propiedad de los dueños de PortAventura (la familia italiana Bonomi), que se llevó siete de los 13 lotes del concurso; Falck VL que finalmente obtuvo tres lotes (en un principio tenía 6, pero una rectificación de CatSalut le quitó tres lotes que fueron a manos de TSC) y el grupo Egara Lafuente, también con tres lotes.

El reparto realizado por la Generalitat de Cataluña fue sorpresivo para muchas pequeñas empresas que llevaban años ofreciendo estos servicios y ahora se quedaban fuera. Eso supuso una serie de alegaciones, impugnaciones, recursos que acabaron siendo desestimados y denuncias por supuesto trato de favor.

También envuelto en polémica estuvo el concurso en la Comunidad Valenciana. En principio contaba con un presupuesto de 700 millones de euros para cubrir el transporte sanitario urgente y ordinario por un periodo de diez años. Pero tras detectarse una incongruencia en la oferta de la empresa adjudicataria, la UTE Ambulevante SL, la UTE Falck Mediterráneo, que quedó segunda con mejor puntuación, y otras empresas del sector presentaron un escrito que fue investigado por la Comisión Europea por falta de transparencia y principio de igualdad. La Conselleria se vio obligada a presentar un nuevo concurso, esta vez por un importe de 226,2 millones de euros por un periodo de cuatro años, que volvió a ganar la misma UTE aunque bajo otro nombre, Ayuda SLU.

Cinco líderes con acento internacional

Precisamente Falck VL es uno de los actores más destacados en este sector y una de las cinco empresas que controlan cerca del 40% del transporte sanitario en España. Cataluña es su principal ámbito de actuación. Falck VL se creó en 2012, por la empresa danesa Falck y GD Energy Services (perteneciente a la valenciana Grupo Dominguis) al adquirir una participación mayoritaria en la empresa líder en el transporte sanitario de Cataluña, Grup VL, creada en 1967 y perteneciente a la familia Vicente Lázaro. Además del negocio de las ambulancias, Grup VL gestiona varias residencias y centros para la tercera edad y para personas en situación de dependencia o riesgo de exclusión social, un área que sigue en manos de la familia Lázaro.

Falck es el mayor grupo internacional proveedor de servicios de emergencia y asistencia a personas, está presente en 22 países de todo el mundo, como Reino Unido, Dinamarca, Francia, Suiza, España, Suecia, Alemania, EEUU y Australia, en los que opera con más de 2.500 ambulancias y otros vehículos de emergencia y más de 15.000 profesionales de la salud entre médicos, enfermeros, paramédicos y técnicos de transporte sanitario.

El poderío de Falck VL

En España, Falck VL dispone de más de 350 vehículos y 1.200 profesionales que dan servicio a más de dos millones de ciudadanos en el Área Metropolitana de Barcelona. A ello une su trabajo para un gran número de clientes: compañías de seguros, mutuas, ayuntamientos, promotores de eventos públicos, productoras y clubes deportivos entre otros. Además, la presencia de Falck en España, también de la mano de Grupo Dominguis, se extiende a los servicios de Salvamento y Extinción de Incendios que presta a empresas y organismos de diversos sectores, tanto públicos como privados, a través de Falck SCI, como por ejemplo al Aeropuerto de Castellón o a la factoría de Mercedes-Benz en Vitoria.

A esta compañía se unen en este particular ranking, Health Transportation Group (HTC), Grupo SSG, Ambulancias Tenorio y Grupo ASV. HTC nace fruto de la fusión de la vallisoletana Ambuibérica y la catalana Emeru a finales de 2017.

ambulancia interior

Interior de una ambulancia / EP

Controlada por los grupos inversores Proa Capital e Investindustrial, HTC se ha convertido en uno de los principales operadores de transporte sanitario europeos. Cuenta con una plantilla compuesta por más de 9.000 personas distribuidas entre España, Portugal, Reino Unido y Brasil. En España centran su presencia en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Por su parte, la firma catalana Grupo SSG (Servicios Socio Sanitarios Generales) presta su servicio de ambulancias en Cataluña, Baleares, Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía, Navarra, Murcia y Ceuta. Además, dentro de su plan de crecimiento ha firmado una alianza estratégica con la compañía vasca Larrialdiak y comenzó su internacionalización por Portugal con la adquisición del 75% de las acciones de Flor da Ría, la tercera empresa del país en el sector sanitario.

Otros grupos regionales

Por último, se encuentran la sevillana Ambulancias Tenorio que cuenta con una de las mayores flotas de ambulancias de España y tiene presencia en Extremadura, Murcia, Alicante, Cádiz, Madrid, Alcalá de Henares (Madrid), Ibiza, Formentera, Menorca y Tenerife; y la alicantina Grupo ASV, que lidera la UTE Ayuda, en la que también participan Transvia, Ambulancias Autónomas, Ambulancias Edetanas, Ambulevante y Alquiler Car Luxe. Cuenta con más de 700 profesionales, repartidos en poblaciones de los distintos departamentos de Salud de la Comunidad Valenciana, ya que fue la adjudicataria del contrato para el transporte sanitario urgente y no urgente convocado por la Consejería de Sanidad.

El resto del sector está compuesto por pequeñas empresas de ámbito local o autonómico. Según el informe de DBK, en 2017 existían 345 empresas de ambulancias en España. Y aunque las compañías siguen llevando a cabo operaciones de adquisición y absorción, con el objetivo de aumentar su cobertura geográfica y generar economías de escala todavía quedan algunas firmas pequeñas, empresas familiares locales, que han de adaptarse a los retos de este sector y a la irrupción contundente de algunos operadores internacionales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información