Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Juan Villar-Mir de Fuentes, presidente de OHL / EP

El Grupo Villar Mir pide a la SEPI un rescate público de 240 millones

La compañía recurre al fondo creado por el Gobierno para asistir a las empresas afectadas por la crisis derivada de la pandemia

4 min

El Grupo Villar Mir es la última gran empresa en pedir un rescate a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda. La ayuda solicitada por la compañía, accionista de OHL, Ferroglobe y propietaria de varios negocios energéticos e inmobiliarios, a la SEPI está valorada en 240 millones de euros.

Según han confirmado a la agencia Europa Press fuentes del mercado, esta primera petición incluye 200 millones de euros para el grupo principal y otros 40 millones de euros para el perímetro español de Ferrogoble, productor de silicio metal y ferroaleaciones del que Villar Mir participa al 54%. Además de esta participación y la del 14,6% en OHL, el grupo dispone de una división energética para gestionar varios proyectos energéticos y de comercialización de gas y electricidad, así como otra para los negocios inmobiliarios, responsable del desarrollo de proyectos como la torre Caleido en Madrid.

Deudas con OHL

Parte de la deuda de 129 millones de euros que mantenía el grupo con OHL fue amortizada recientemente, pero su pasivo con la constructora controlada al 16% por los hermanos mexicanos Amodio todavía asciende a 45,85 millones de euros. Además, Ferroglobe ha acordado con sus acreedores la refinanciación de unos bonos de deuda de 350 millones de dólares (300 millones de euros), en un plan que ya ha suscrito el 60% de los bonistas y que supone una inyección de 100 millones de dólares (83 millones de euros).

Con este acuerdo, el vencimiento de este bono se podrá posponer más de tres años, desde marzo de 2022 a diciembre de 2025. También se prevé la suscripción de nueva deuda por valor de 60 millones de dólares y una ampliación de capital de los 40 millones de dólares restantes, completamente asegurada por Tyrus Capital, fondo acreedor vinculado a la deuda del grupo Villar Mir.

Fondo contra la crisis

Al considerar transitorias sus dificultades de solvencia, el Grupo Villar Mir ha optado por pedir ayuda al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, aprobado por el Gobierno como respuesta a la crisis económica que ha provocado la pandemia de coronavirus. Hasta ahora la SEPI ya ha aprobado operaciones como los 475 millones de euros que pidió Air Europa, los 53 millones de Plus Ultra Líneas Aéreas, los 120 millones de euros de la compañía asturiana de ingeniería Duro Felguera y los 320 millones para Avoris, sociedad resultante de la integración de los grupos Barceló y Globalia.

El nuevo fondo, que recibió luz verde del Gobierno el pasado julio, tiene por ahora asignados 10.000 millones de euros. Su objetivo es prestar apoyo público temporal para garantizar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.