Menú Buscar
José Creuheras, presidente del Grupo Planeta, en un encuentro con la prensa el día anterior a la entrega del premio literario de la compañía en Barcelona / CG

Las ventas de las librerias de Planeta en Cataluña caen un 25% por el ‘procés’

La “crisis de consumo generalizada” propicia que la afluencia de público caiga en un 50% en las librerías que gestiona la editorial y deja en el aire las previsiones económicas de 2017

4 min

Grupo Planeta ha perdido el 25% de la facturación prevista en sus librerías de Cataluña en septiembre y octubre por las derivadas del procés. Así lo ha explicado el presidente de la empresa editora y audiovisual, José Creuheras, en un encuentro con prensa económica el día previo a la entrega del principal galardón de la compañía y uno de los más importantes del sector en España, el Premio Planeta.

El ejecutivo reconoce que existe una “crisis del consumo generalizada” provocada por el movimiento independentista. Ha provocado que en los establecimientos gestionados por el grupo, Casa del Libro, la “afluencia de público haya caído el 50%”. También han notado un impacto negativo en las ventas en el resto de España a raíz de la situación política catalana, aunque el impacto “es menor”.

Previsiones económicas en el aire

Otra de las derivadas de la secesión es que deja en el aire las previsiones económicas del ejercicio en curso de Planeta. A poco más de tres meses del cierre, Creuheras afirma que no se atreve a “fijar las expectativas” por la situación de inestabilidad. Indica que hasta septiembre todo apuntaba a “otro año que superaba el anterior”.

“Mejorábamos las expectativas largamente y cumplíamos con el presupuesto”, ha manifestado. Pero la compañía está pendiente ahora de determinar el impacto final de esta crisis del consumo generalizada que ha provocado el contexto político catalán.

Boicot

En cuanto al boicot a sus productos que se pide desde algunos círculos independentistas extremistas, Creuheras recuerda que la decisión del cambio de domicilio social y fiscal es una “decisión estrictamente profesional”. La búsqueda de un marco jurídico y económico estable que “no tiene nada que ver ni con la política ni los sentimientos”. Por lo que espera que estos efectos negativos sean limitados.

“Un libro se compra por muchas razones, por un interés personal y en el autor”, ha explicado, “no por su sello”.

Avance de la división de formación

Grupo Planeta cerró 2016 con una facturación de 3.220 millones de euros, por debajo de la estimación que se había hecho. Pero la “mejor gestión” empresarial disparó el beneficio bruto de la empresa, el ebitda, hasta los 370 millones. Una cifra por encima de los 350 millones previstos.

Creuheras espera a lo largo de los próximos meses se consolide tanto su negocio en Italia, país en el que se estableció en 2016, como su división de formación que ha abierto en África. Planeta ha inaugurado dos escuelas de negocio en Rabat (Marruecos), una dedicada al sector de las finanzas y márketing y otra al sector del turismo y la hostelería.

De forma paralela, ha abierto las puertas del centro de formación profesional y universitaria en Hospitalet del Llobregat (Barcelona). Una escuela que resulta “un gran éxito” y que casi está al 100% de ocupación.

La actividad formativa representa entre el 4 y el 5% de la facturación del grupo; el negocio audiovisual el 43-44% y el resto de los ingresos provienen de la editorial que abrieron en Barcelona en 1949.