Menú Buscar
Interior del Tanatorio de Les Corts, que opera Grupo Mémora / CG

Grupo Mémora pide "diálogo" a Pisarello y evitar los "anuncios inauditos"

El operador funerario recuerda que Barcelona puede bajar los precios de los entierros recortando las tasas de cremación

3 min

Grupo Mémora, el operador funerario que controla el 85% de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB), ha pedido al ayuntamiento de la ciudad el viernes "evitar los anuncios inauditos", en referencia al avance del teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, de que Barcelona tendrá su propia empresa funeraria pública. La firma ha pedido "diálogo y participación" del sector en la toma de decisiones, y ha subrayado que, en términos de precios, el consistorio podría bajarlos recortando las tasas de cremación e inhumación.

"Es un anuncio inaudito. Respetaremos que el ayuntamiento se mantenga o se marche de SFB, pues ello está previsto en el acuerdo de 2011, sólo faltaría. Pero se agradecería más participación de los operadores antes de anunciar medidas en rueda de prensa", ha indicado a Crónica Global Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora.

"La información podría resultar en un escenario --ha continuado el directivo-- en el que el ayuntamiento compita con la empresa líder en la ciudad que, además, opera sus cuatro tanatorios en régimen de concesión".

Bajar precios

Con lo que respecta al precio total de los servicios funerarios, Grupo Mémora recuerda que hay margen municipal de acción. "El precio que ha dado el ayuntamiento no es el real. Lo único establecido son las tasas. El resto: el ataúd, la música, las esquelas y demás lo decide el cliente", ha agregado Domingo.

Si se buscara bajar el coste medio del servicio, ha abundado el ejecutivo, se podrían "bajar las tasas municipales de cremación e inhumación, que están fijadas por el ayuntamiento en virtud del control municipal de Cementiris de Barcelona".

Siete de cada diez

En la cuestión de la modificación de ordenanzas municipales, Mémora ha mostrado su apoyo. "Nos parece bien, con un matiz: haría falta ya una Ley Funeraria Catalana para unificar criterios municipales", ha manifestado el directivo.

Sobre los cambios normativos para repartir mejor los servicios subvencionados y de beneficiencia, la firma subraya que "el 70% de los barceloneses tiene un seguro de defunción contratado".

"Cada año, hacemos miles de servicios para personas sin recursos. No es un tema perentorio que requiera de modificaciones, porque ya se hace", ha concluido Domingo.