Menú Buscar
Estand de Thomas Cook en el aeropuerto de Palma / EP

Un grupo chino compra la marca del turoperador quebrado Thomas Cook

Fosun adquiere el nombre de la compañía británica, con el que pretende escalar posiciones en el mercado turístico mundial

Gerard Mateo
02.11.2019 12:34 h.
3 min

El grupo Fosun, de China, ha comprado la marca del turoperador británico quebrado Thomas Cook por 11 millones de libras (12,75 millones de euros al cambio actual). Asimismo, se ha quedado las marcas hoteleras Casa Cook y Cook's Club, así como licencias de viajes o aplicaciones de software

El conglomerado asiático lideró una de las propuestas para tratar de refinanciar Thomas Cook y evitar su bancarrota, pero no lo logró ante la negativa de los bancos implicados a seguir adelante con el plan. Con todo, Fosun se aprovechará ahora del nombre del turoperador más antiguo en funcionamiento para escalar posiciones en el mercado turístico mundial.

La repartición de Thomas Cook

El presidente de Fosun, Qian Jiannong, ha declarado que esta operación permitirá al grupo "expandir el negocio turístico gracias a la gran penetración de la marca y el robusto crecimiento del turismo que sale de China".

En paralelo a ello, Ving, filial nórdica de Thomas Cook, pasa a manos del grupo noruego Strawberry (40%) y los fondos sueco Altor (40%) y británico TDR Capital (20%). De hecho, Ving ha mantenido sus operaciones a pesar de la suspensión de pagos de la matriz y la quiebra de sucursales en otros países.

Ningún despido

Ving está compuesto por la aerolínea Thomas Cook Airlines Scandinavia, los turoperadores suecos Ving y Globetrotter, la compañía de viajes danesa Spies y la finlandesa Tjäreborg, y es una de las filiales más rentables del gigante británico.

La operación incluye la creación de un nuevo consorcio que asume toda la actividad de Ving y mantendrá la plantilla actual de unos 2.300 empleados, y no afectará a los viajes ya reservados o futuros.

La quiebra de Thomas Cook

Thomas Cook, de 178 años de antigüedad, anunció su quiebra en septiembre. Debía afrontar pagos equivalentes a 500 millones de libras (456,79 millones de euros) a hoteles asociados y acreedores, pero solamente disponía de 956.000 libras (1,07 millones de euros) en reservas de efectivo y 31 millones de libras (35 millones de euros) en cuentas bancarias.

El turoperador recibió cinco ofertas por ciertas partes o la totalidad de su aerolínea, una oferta por la venta de su negocio de turoperador a Fosun y otra oferta por su negocio en los países nórdicos. Sin embargo, todas ellas fueron rechazadas porque la junta decidió que no reflejaban el valor adecuado y porque no salvarían al resto del grupo.

Repatriaciones

Ello ha puesto en peligro 21.000 puestos de trabajo y provocó la puesta en marcha de un programa de repatriación de 150.000 turistas.

La empresa administraba hasta ahora hoteles, resorts y aerolíneas para 19 millones de personas al año en 16 países.