Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las sedes de Grifols / EP

Grifols y Endpoint Health desarrollarán un tratamiento para la sepsis

La farmacéutica aportará la proteína plasmática Antitrombina III en el desarrollo de una nueva terapia para frenar una emergencia médica potencialmente mortal

4 min

Grifols ha anunciado un acuerdo de colaboración con Endpoint Health, una compañía especializada en tratamientos de medicina de precisión y dedicada a abordar las necesidades urgentes de enfermedades de origen inmunológico que requieren cuidados intensivos. El objetivo del trabajo conjunto es usar la experiencia en hemoderivados a la multinacional catalana para desarrollar y comercializar un tratamiento contra la sepsis.

Es decir, contra una emergencia médica que se produce cuando la respuesta del sistema inmunitario frente a una infección se desregula. Esto puede provocar una cascada de cambios que perjudican a múltiples órganos, llevándolos a fallar, e incluso a provocar la muerte. En 2017 hubo 48,9 millones de casos y 11 millones de muertes relacionadas con la sepsis en todo el mundo, según la OMS. Representó casi el 20% de los fallecimientos.

Tratamiento basado en una proteína plasmática

El tratamiento se basará en la Antitrombina III (AT-III), una proteína plasmática que elabora Girols. Hasta la fecha, se usa en el tratamiento de pacientes con trastornos de coagulación de la sangre.

Endpoint, a su vez, gestionará el desarrollo clínico, el proceso de aprobación regulatoria y la comercialización. Tendrá los derechos exclusivos en todo el mundo, excepto en China. Además de los ingresos derivados del acuerdo de suministro de AT-III, Grifols recibirá royalties sobre futuras ventas.

Medicina de precisión

“Esperamos ver los efectos terapéuticos beneficiosos de la Antitrombina III en sepsis y confiamos en que la combinación con pruebas diagnósticas de medicina de precisión mejorará los resultados en pacientes”, ha manifestado el co-consejero delegado de Grifols, Víctor Grifols Deu, en un comunicado. “Representa un paso adelante en el desarrollo de nuevas terapias de precisión para tratar a pacientes con enfermedades críticas y crónicas causadas por el sistema inmunitario”, añade el cofundador y consejero delegado de Endpoint, Jason Springs.

Víctor Grífols Déu, co-consejero delegado de Grifols / EP
Víctor Grífols Déu, co-consejero delegado de Grifols / EP

Los implicados han anunciado que durante 2022 se presentará una solicitud de Nuevo Medicamento de Investigación (IND, por sus siglas en inglés) a la FDA, el regulador de alimentos y medicamentos de EEUU para iniciar la fase II del ensayo clínico. El test iniciado es el único tratamiento con proteínas plasmáticas autorizado y aprobado por este organismo para tratar el déficit de antitrombina, un trastorno hereditario de la coagulación de la sangre.

Inversión de 22,3 millones

Grifols se ha comprometido a aportar hasta 22,3 millones de euros al tipo de cambio actual (25 millones de dólares) para apoyar el programa de desarrollo clínico. Endoint, a su vez, aplicará en un ensayo clínico de la fase II su tecnología de inteligencia artificial y su prueba diagnóstica patentada para identificar a los pacientes sépticos con mayor probabilidad de responder de forma favorable al tratamiento.

Cuando consigan el visto bueno de las autoridades, existe el compromiso de inversión en ampliar la producción de AT-III en las instalaciones de Grifols.