Menú Buscar
Imagen de archivo de la sede de Grifols / EUROPA PRESS

Grifols refinancia su deuda por 5.800 millones en plazo récord

La multinacional se congratula de la "excelente aceptación en los mercados de capital internacionales"

15.11.2019 12:28 h.
3 min

La multinacional de hemoderivados Grifols ha cerrado el proceso de refinanciación de su deuda por 5.800 millones. Así lo ha comunicado la propia compañía este viernes, que se congratula de haber ejecutado la operación “en tiempo récord”.

La firma, con sede en Barcelona, ha afirmado que el proceso de refinanciación ha tenido “una excelente aceptación en los mercados de capital internacionales que valoran muy positivamente” la gestión y la política de crecimiento y expansión de Grifols.

Expansión internacional

De hecho, el proceso de refinanciación ha tenido lugar en el mismo marco temporal en el que la firma ha abierto su primera planta en Latinoamérica, en Brasil, y ha logrado la autorización de las autoridades chinas para su alianza estratégica en el país asiático con la firma Shanghai RAAS.

Con el espaldarazo para la refinanciación, Grifols destaca “las perspectivas de crecimiento a largo plazo y las buenas condiciones de los mercados de capital”, en palabras del responsable financiero de la farmacéutica, Alfredo Arroyo, que se congratula de las condiciones ventajosas obtenidas por la empresa. La colocación de la deuda asegurada senior ha superado las condiciones financieras iniciales, hecho que ha permitido mejorar el coste medio de la deuda, que se sitúa en el 2,8%.

Exposición al tipo de cambio

"La nueva estructura permite optimizar la exposición a las diferentes monedas, reducir el riesgo a subidas de tipos de interés en el futuro y alargar los plazos de vencimiento medio por encima de 7 años", ha añadido.

El importe total de la deuda sujeta a este proceso asciende a unos 5.800 millones de euros, y la nueva financiación comprende una financiación sindicada a largo plazo con inversores institucionales con un tramo Term Loan B por un importe de 2.500 millones de dólares y 1.360 millones de euros; comprende la emisión de un bono corporativo en euros por importe de 905 millones de euros y vencimiento en 2025 y 770 millones de euros y vencimiento en 2027 (Senior Secured Notes).

La compañía obtuvo en los nueve primeros meses del año un incremento de sus ingresos del 14,5%, aunque se dejó un 9,6% del beneficio, hasta los 423,4 millones. La firma lo justificaba por la evolución de los tipos de interés y la falta de ingresos extraordinarios.