Menú Buscar
Una botella de cava Juvé & Camps, que controla Scrampton, un fondo vinculado a la familia Grifols / CG

Grifols ha inyectado 61 millones en Juvé & Camps para controlar el 76%

La participación de la familia fundadora del grupo de hemoderivados en la cavista sube es mayoritario y lo opera desde una filial con sede en Ámsterdam

22.02.2019 08:03 h.
4 min

Secreto desvelado: Grifols ha inyectado 61 millones en Juvé & Camps para hacerse con el 76% de la cavista. La familia fundadora de la multinacional de hemoderivados entró en el sector de los espumosos en 2017 con la compra de una participación en la enseña con un inversor "dominante, directo y último".

Ahora y según ha avanzado Expansión, la familia pagó 61 millones para hacerse con más de tres cuartos del accionariado de Serra Cartera, holding de la productora de cava situada en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona). Las cuentas anuales de Scranton Enterprises BV, el vehículo inversor de los Grifols con sede en Ámsterdam (Holanda), revelan que la inversión alcanzó los 60,9 millones de euros. El coste neto llegó a los 60,58 millones, ya que la empresa vinícola pagó un dividendo de 415.000 euros a los accionistas, de los cuales 315.400 euros recalaron en las cuentas del nuevo socio.

Salen Rosal Juvé

La entrada de Grifols en la sociedad cabecera de Juvé & Camps conllevó dos cosas. Por un lado, el llamado valor razonable de Serra Cartera se ajustó a 61,34 millones de euros, lo que provocó un fondo de comercio negativo de 759.444 euros,. La previsión de amortización de esta cifra se fija en cinco años. Esta caída es habitual cuando un inversor entra en una empresa pagando un precio inferior al patrimonio ajustado.

Victor Grifols Roura, presidente de la multinacional de hemoderivados Grifols / CG

Victor Grifols Roura, presidente de la multinacional de hemoderivados Grifols / CG

El segundo cambio del desembarco de Scranton Enterprises en Serra Cartera fue accionarial. Provocó la salida de una parte de la familia Rosal Juvé, que había manifestado su intención de desinvertir. Retuvo por contra una importante posición (24%) el presidente de la cavista, Joan Juvé Santacana. Cabe recordar que de Serra Cartera pende, además de la compañía vinícola, la importadora y distribuidora de bebidas fermentadas Primeras Marcas.

Nueva bodega

Cabe recordar que Grifols entró en Juvé & Camps en noviembre de 2017 sin aclarar qué participación tomaba en la cavista que fundó Joan Juvé i Mir en 1786. En aquel momento, Scranton Enterprises BV informó que se hacía con la posición que desechaba una rama de la estirpe Rosal Juvé, aunque la familia fundadora del grupo farmacéutico y hospitalario rechazó concretar qué porcentaje del accionariado había tomado y qué precio pagó por el mismo. Sí concretó que la decisión respondía a la necesidad de reforzar el capital de la compañía.

Tras el movimiento societario, la vinícola con cuartel general en Sant Sadurní se ha relanzado. Facturó 39,8 millones de euros en 2017, a los que Juvé & Camps aportó 24 millones de euros, por cerca de 16 Primeras Marcas, la distribuidora y comercializadora de productos vinícolas. En paralelo a ello, la enseña ha podido expandirse. Compró la bodega burgalesa Torres de Enguix en septiembre de 2018, metiendo un pie en la DO Ribera del Duero y poniendo los mimbres para diversificar la producción.