Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de Grifols, empresa que frenará inversiones y adquisiciones para reducir su ratio de deuda sobre Ebitda / EUROPA PRESS

Grifols busca 2.000 millones para recuperar cuanto antes el dividendo

La compañía estudia una posible ampliación de capital tras la compra de la alemana Biotest, lo que ha generado una reacción negativa en bolsa

3 min

Grifols baraja la posibilidad de llevar a cabo una ampliación de capital por unos 2.000 millones de euros que tendría como principal motivo acelerar el recorte de deuda, que se ha convertido en el principal objetivo de la compañía farmacéutica tras el cierre de la compra de la alemana Biotest

De hecho, después de la operación la compañía se comprometió ante el mercado a no distribuir dividendos hasta que no lograra reducir su apalancamiento, con la referencia de una ratio deuda/Ebitda de cuatro veces.

Efecto dilutivo

En las últimas notificaciones sobre resultados, Grifols ha emitido señales positivas a los mercados, después de que la pandemia del coronavirus impactara de forma notable en el negocio de plasma, clave para la empresa; sin embargo, el recorte de la deuda, que asciende a unos 6.500 millones de euros en términos absolutos, no marchaba al ritmo esperado.

La información en torno a esta posible operación ha sorprendido a los inversores, que han reaccionado de forma significativa, deshaciendo posiciones en el valor, que arrastra descensos superiores al 9% a media sesión.

Negociaciones

El efecto dilutivo de una ampliación de capital, y más de un tamaño considerable como ésta, suele penalizar a las cotizadas, aunque en este caso tendría efectos positivos como el recorte de la deuda, que le permitiría reanudar su actividad en el plano de fusiones y adquisiciones, como en el regreso de los dividendos.

De acuerdo con algunas informaciones publicadas, Grifols, que rompió con el fondo Hellman & Friedman a finales de 2021, mantendría avanzadas conversaciones con otros inversores institucionales para asegurar la operación. 

 

El departamento de análisis de Banco Sabadell, al que cita Europa Press, destaca que el movimiento ha cogido por sorpresa al mercado dado que Grifols no presenta vencimientos significativos en los próximos tres años ni tampoco presenta compromisos relacionados con su deuda que corra peligro de incumplir.

La compañía ha calificado las informaciones como rumores de mercado y ha optado por no realizar comentarios al respecto.