Menú Buscar
Joan Guillén (i), nuevo presidente del Consejo de Gremios de Comercio, Servicios y Turismo de Barcelona en una imagen de archivo / EP

Los gremios de Barcelona buscan más notoriedad tras su relevo en el liderazgo

El presidente de los floristas, Joan Guillén, recoge el testigo de Miquel Donnay por aclamación e inicia el reto de llegar a los 20.000 asociados

14.12.2018 00:00 h.
3 min

La temporada de relevos en las instituciones empresariales catalanas ha llegado este jueves al Consejo de Gremios de Comercio, Servicios y Turismo de Barcelona. La federación de entidades ha decidido por aclamación que Joan Guillén, representante de los floristas, sea su líder en los próximos cuatro años. Su principal tarea en este periodo de tiempo es conseguir dar más relevancia a la organización.

Se trabaja con el objetivo de que la voz del Consejo sea más escuchada en los grandes debates que afectan al sector. Participar de forma activa en problemas como el de buscar una solución al top manta. “Defendemos la profesionalidad de la actividad económica, cada miembro lo hace desde su sector en concreto”, explica Guillén en declaraciones a Crónica Global.

Tasas por ocupación pública

Otro frente abierto en que el Consejo quiere irrumpir es el problema de las tasas que el Ayuntamiento de Barcelona cobra por ocupación de la vía pública. El nuevo presidente es un experto en la materia, ya que desde el Gremio de Floristas ha liderado la negociación con el consistorio para conseguir una rebaja en su sector de actividad.

Los vendedores de flores y plantas aseguran que no se puede equiparar la tasa que se les aplica --unos 1.800 euros anuales-- con la que pagan los restauradores, ya que los rendimientos de sus actividades difieren de forma sustancial. Guillén se muestra optimista en conseguir cerrar un acuerdo con el equipo de Ada Colau.

Duplicar su tamaño

En clave interna, el Consejo también espera duplicar su tamaño en los próximos cuatro años. Ahora agrupa a unas 10.000 entidades sectoriales de Barcelona y su zona de influencia y espera llegar a las 20.000 en 2022. “Es un trabajo que ya se ha iniciado en los últimos años”, ha recordado Guillén.

El Consejo de Gremios ha aplaudido la tarea que ha realizado hasta la fecha Miquel Donnay, representante de los empresarios del motor. El empresario no abandona la entidad, ya que ha sido nombrado presidente de honor. El cargo no es un mero reconocimiento institucional, le obligará a ofrecer tareas de asesoramiento al equipo directivo.

Comité ejecutivo

Seis empresarios acompañarán a Guillén en el comité ejecutivo de la entidad. Serán Antoni Daura, del Gremio de Libreteros; Joan Gaspart, representante de los hoteleros; Martí Serrate, de ACAV (agencias de viajes); Jaume Alcaide, de la Federación Catalana de Empresas Instaladoras (AGI-FERCA); Jaume Roure, del Gremio del Motor; y Jaume Beltràn, de los panaderos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información