Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Corte Inglés de plaza Catalunya, una de las grandes superficies afectadas por el cierre de enero a febrero / EP

Remontada en las grandes superficies: registran un crecimiento del 30% en ventas

La facturación se dispara tras la reapertura de algunos establecimientos y se queda un 16% por encima de la actividad registrada hace un año

2 min

Las ventas de las grandes superficies de Cataluña se dispararon un 28,9% en marzo respecto al mes anterior, lo que implica que estos establecimientos cerraron con una caja un 16,3% superior a la registrada hace un año, durante el confinamiento. Así lo apuntan los datos del índice de ventas publicados por el Instituto de Estadística de Cataluña, el Idescat.

El mayor incremento interanual en la facturación se ha producido en los productos no alimenticios, que han crecido un 59,3%. Según ha asegurado el Govern en un comunicado, estos artículos "registratron por primera vez en el último año variaciones positivas". En cambio, la alimentación ha caído un 4,2%.

Un trimestre negativo

En el primer trimestre del año, las ventas han caído globalmente un 15,6%, cosa que se debe a las "fuertes disminuciones" vividas en enero y febrero. La bajada en ventas de los productos alimenticios quedó limitada en estos tres meses al 1,4%, mientras que el resto se desplomó un 29,4%.

Si se añade a estos datos el factor corrector de los cambios de precios, el incremento interanual es algo menor, del 13,9%. Lo mismo pasa con el crecimiento de los productos no alimentarios, que queda en un 55,5%, mientras que con los de alimentación sucede lo contrario y la caída se magnifica al 5,5%.

Reapertura de los negocios

La recuperación de las grandes superficies en marzo coincide con la reapertura de los centros comerciales un mes antes, cuando el Procicat permitió que abrieran junto con los establecimientos de más de 400 metros cuadrados, con un aforo del 30%.

Marzo fue por lo tanto el primer mes completo en el que todos los comercios de los centros comerciales y de más de 400 metros pudieron abrir entre semana, tras permanecer cerrados desde enero por las restricciones aplicadas tras las Navidades por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, continuaron cerrados los fines de semana, salvo los comercios considerados esenciales.