Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, en el tradicional encuentro con la prensa antes de Navidad / CG

La gran patronal catalana pide un referéndum pactado y a medio plazo

Foment del Treball afirma que una consulta en 2017 es precipitada, y apuesta por el diálogo con el Estado para obtener “más aportaciones económicas e inversión”

4 min

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, ha apoyado este lunes la celebración de un referéndum negociado en Cataluña. “Sería bueno por un concepto de ciudadanía”, ha manifestado el responsable del capítulo catalán de la CEOE. Apuesta por seguir el modelo de Reino Unido y Escocia, con un pacto entre las partes y que se celebre “en un momento favorable para la economía española y catalana”.

Todo ello, en el marco de la reforma constitucional que debería ser uno de los retos de la legislatura que acaba de echar a andar. El calendario actual del Gobierno catalán es “precipitado”, según la gran patronal. Gay de Montellà asegura que es necesario un debate tranquilo para llegar a un punto de acuerdo y que se aproveche este diálogo para conseguir “más aportaciones económicas e inversión” para Cataluña. El presidente catalán se comprometió a realizar una consulta sobre la permanencia de Cataluña en España en 2017.

Resultado con un margen amplio

Al final se deberá acudir a las urnas, según los líderes del empresariado barcelonés. Es un escenario que para Foment del Treball es inevitable y para que la opción resultante tenga un margen suficientemente amplio para consolidarse. “La mayoría se debe sustentar en un amplio margen como dijo en su día el presidente Artur Mas [antecesor de Carles Puigdemont en el cargo]”, ha sentenciado.

Gay de Montellà, vicepresidente de CEOE, ha asegurado que el café para todos funcionó a mediados de los 80 para que la democracia española diera los primeros pasos, pero considera que fue un “error” que se reivindicara a posteriori. “Cataluña y otros territorios del norte tienen una personalidad propia”, ha sentenciado, y considera que se debe proteger.

Del pacto fiscal, al institucional

Foment del Treball ha sido una de las organizaciones que se ha opuesto de forma más frontal al procés soberanista. Reivindicó, como ha recordado Gay de Montellà este lunes, el pacto fiscal desde el otoño de 2011 y en plena efervescencia independentista el “pacto institucional”, hecho que les ha propiciado varios desencuentros con el Gobierno de la Generalitat.

“Lo que nadie nos puede discutir es nuestro catalanismo”, ha reivindicado el presidente de la patronal al recordar la aportación que hicieron en su día a la sociedad catalana figuras como la de Víctor Balaguer o Joan Güell, prohombres catalanes y expresidentes de la organización. Gente con un papel básico en la construcción de la Cataluña que conocemos hoy en día por la defensa que hicieron del empresariado, el mismo que desde ahora se pide desde la gran patronal catalana.