Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un trabajador de Just Eat lleva la comida a un cliente en moto

El Govern sanciona a Just Eat con 187.515 euros por "cesión ilegal" de trabajadores

Acusa a la compañía de cometer una infracción "muy grave" por vulneración de la normativa de relaciones laborales.

3 min

El Govern catalán ha aprobado multar a Just Eat con 187.515 euros por cesión ilegal de trabajadores, una decisión tomada a raíz de la propuesta de sanción de la Inspección de Trabajo de Cataluña por una infracción muy grave de vulneración de la normativa de relaciones laborales.

La propuesta de multa la hizo el pasado 1 de abril la Inspección de Trabajo de Cataluña (ITC) pero al superar los 150.000 euros ha sido necesaria la aprobación del Gobierno catalán.

"Infraccion muy grave"


El acta levantada por la ITC consideraba la cesión una infracción "muy grave" en la vulneración de la normativa de relaciones laborales y proponía también sancionar con 62.503 euros a la empresa subcontratista Fleet Delivery Solutions, que suministraba la "mano de obra ilegal" a Just Eat, según el Govern.

Un trabajador de Just Eat lleva la comida a un cliente en moto
Un trabajador de Just Eat lleva la comida a un cliente en moto / CG



Un total de 183 trabajadores de Fleet Delivery se vieron perjudicados ya que se les aplicaba un convenio colectivo inferior a los que les corresponderían si fuesen contratados directamente por Just Eat, con lo que las retribuciones económicas eran inferiores.

Convenio erróneo

La Generalitat ha explicado que los perjuicios que sufrían estas personas se concretaban, entre otros, en retribuciones económicas inferiores porque Fleet Delivery Solutions aplicaba el Convenio Estatal de Empreses de Mensajería.

En realidad, el acuerdo que correspondía en Just Eat era el de Oficinas y Despachos de Catalunya para los trabajadores.

Just Eat: "Cumplimiento normativo"

Por su parte, Just Eat ha indicado que mantiene su "firme compromiso con el cumplimiento del marco normativo y los derechos laborales del colectivo de personas repartidoras". Ello lo atestigua "la firma de un convenio colectivo de empresa pionero para este sector en España, alcanzado conjuntamente con las principales organizaciones sindicales del país, UGT y CCOO". 

Según la compañía de reparto de comida, se han presentado alegaciones a la propuesta de sanción, aunque la autoridad laboral ha decidido sancionar. Ello no es final, pues la firma presentará el "oportuno recurso" y, si procede, iniciará el "correspondiente procedimiento judicial".