Menú Buscar
Luis Castilla, presidente de ATLL Concessionària de la Generalitat de Catalunya en una imagen de archivo e instalaciones de la compañía / FOTOMONTAJE DE CG

El Govern perdonará a ATLL 40 millones de forma definitiva

Acciona se ahorrará el pago del impuesto de ITP y los 7,2 millones de intereses por el retraso acumulado

26.01.2017 00:00 h.
4 min

El Gobierno catalán perdonará a ATLL Concesionaria de la Generalitat de Cataluña los 41,38 millones de euros del Impuesto sobre Transmisión Patrimonial (ITP) de forma definitiva. Será el viernes. La compañía debía pagar la tasa a finales de 2012, cuando la gestora del servicio, participada por Acciona y con las familias Godia y Rodés como minoritarios, firmaron el contrato. Nunca se abonó y el plazo de reclamación de la Administración expira este 27 de enero.

Ni la gestora del servicio ni la Generalitat han dado nunca una explicación pública de los motivos del retraso sine die. La oposición hizo varias preguntas parlamentarias al respecto a lo largo de la legislatura anterior, cuando Artur Mas era presidente. El entonces consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, tiró siempre pelotas fuera. Se escudó en la confidencialidad de los argumentos para la condonación.

7,2 millones de intereses

Además del importe del ITP, la concesionaria de ATLL también se ahorra 7,2 millones de euros de los intereses acumulados en los cinco años que han pasado desde que se firmó el contrato. Se trata de recargos que oscilan entre el 3,75% y el 5% fijados por ley.

Si se tiene en cuenta la penalización, el Gobierno de Puigdemont y Junqueras renuncia ahora a ingresar 48,58 millones de impuestos derivados de la concesión de ATLL.

Contrato en el aire

¿Puede reclamarlos? Fuentes cercanas al Ejecutivo señalan que el contrato de agua de Acciona en Cataluña está en el aire. Se espera que el Tribunal Supremo emita la resolución definitiva sobre la concesión en los primeros meses de este ejercicio.

Si no se produce una sorpresa de última hora, se validarán todas las sentencias anteriores y se anulará la concesión. Se sustentarán en que el Gobierno se saltó el pliego de condiciones al firmarla el 27 de diciembre de 2012, en pleno traspaso de poderes entre los consejeros de Territorio por el fin de la legislatura. Ni Lluís Recoder, el responsable político que salía, ni Santi Vila, el que tomó el relevo, rubricaron el contrato. Fue Pau Villòria quien lo hizo, el secretario del departamento, que actualmente ocupa el mismo cargo en Cultura.

Nuevo litigio

En este escenario, la Generalitat se expone a un nuevo conflicto legal vinculado a la adjudicación. Acciona anuncia desde hace años su intención de reclamar en los tribunales daños y perjuicios por la pérdida del contrato, además del lucro cesante. El Gobierno solo contempla devolver entre 326 y 400 millones de euros como compensación.

El primer cálculo lo hizo Mas-Colell tras las primeras sentencias contrarias al contrato. La segunda, el actual secretario de Economía, Pere Aragonès, en una comparecencia en el Parlament en julio. La cotizada de los Entrecanales espera una compensación por encima de esta cifra.