Menú Buscar
La consejera Àngels Chacón (c), junto a la secretaria general del departamento, Marta Felip, y un directivo de AGTIC Consulting, Raül Rabionet, en la valoración de los resultados de las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona / CG

El Govern ‘ayudará’ a la ANC a controlar el plenario de la Cámara de Comercio de Barcelona

La consejería de Empresa iniciará la tramitación de la ley catalana del sector que quiere “reducir a la mínima expresión” la presencia de grandes empresas en los plenos

14.05.2019 18:00 h.
7 min

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, ha anunciado este martes que empezará a tramitar la futura Ley Catalana de Cámaras de Comercio tras la constitución de los nuevos plenarios de las 13 organizaciones de dinamización empresarial del territorio. Incluso ha avanzado algunos puntos que quiere incluir en la futura normativa, como “reducir a la mínima expresión que algunos representantes tengan la silla garantizada [en los plenos] por el sólo hecho de pagar”.

Es decir, las grandes compañías que abonaron como mínimo 75.000 euros para estar presente en el órgano donde se votan las decisiones en las cámaras de comercio y participan en el debate. En la de Barcelona, son 14 representante de un total de 60 miembros del plenario. Otros 40 se han elegido por sufragio directo en unos comicios donde ha vencido por una amplia mayoría la lista de la ANC y el Cercle Català de Negocis (Eines de País) --le garantiza el control de la institución-- y el próximo 5 de junio se deberán votar los 6 representantes patronales.

Obtención de ingresos

La consejera Chacón se  ha mostrado contrariada con este reparto. Ha reconocido que la “composición plural” de la Cámara de Barcelona se “adoptó porque se eliminó el recurso cameral obligatorio y esta fue una vía de financiación” para las organizaciones empresariales, pero apuesta por estudiar otras vías de obtención de ingresos.

“Debemos debatir con los presidentes de los nuevos plenarios”, ha asegurado. La discusión abordará cuestiones como las “funciones, la financiación” y, efectivamente, “qué composición deben tener” los órganos de gobierno de las cámaras de comercio catalanas. La consejera ha dejado claro que la Generalitat tiene la “competencia exclusiva” en esta materia y que la ley básica de 2014 estatal define un “margen muy amplio de actuación” para ajustar la normativa a las prioridades de Cataluña. Incluso en el capítulo de la “financiación”.  

El caos, culpa de la Cámara de Comercio

Chacón ha asegurado que la futura normativa cerrará el proceso electoral que concluyó el pasado miércoles. Ha defendido de nuevo a capa y espada el “rigor y las garantías” del voto electrónico y ha culpado directamente a la directiva que saldrá de la Cámara de Comercio de Barcelona el caos que se ha producido tanto en la comunicación de los resultados provisionales del escrutinio, avanzados por filtraciones periodísticas, como de la falta de concordancia entre las cifras de votos emitidos. El miércoles por la noche se comunicó que eran 17.224 provisionales y este lunes se ha elevado a los 19.243.

Los 2.019 votos de diferencia no se explican por los 955 que el auditor, AGTIC Consulting, retuvo ante los “indicios y evidencias de fraude”, tal y como ha explicado el representante de la compañía, Raül Rabionet. Ha explicado que se implementó este filtro en los comicios ante la “posibilidad de personas y entidades que tuvieran el certificado electrónico de terceros” y que algunos “candidatos promovieran ante su electorado que el voto delegado era igual de válido”, algo que rechazó la Junta Electoral Central (JEC).

Comprobación de los votos

Con todos los datos de emisión de voto que le proporcionó Scytl --“no del sentido”, ha puntualizado--, AGTIC realizó un informe específico sobre su validez. Concluyó que de los 983 votos que se retuvieron en toda Cataluña, un total de 679 electores (que podían participar en más de un epígrafe) debían ser “excluidos del escrutinio final”. Rabionet detalla que estas participaciones fueron “emitidas desde 25 dirección de IP” y que durante el proceso de comprobación, que se realizó incluso con llamadas telefónicas a los electores, “se ha confirmado que se había delegado el voto o que no conocía las elecciones a las cámaras de comercio”.

No detallarán quién era el destinatario de estos votos, cuestión que podría modificar la actual mayoría del plenario, pero sí tienen identificado en qué epígrafes se dirigían cada uno de ellos. Han manifestado que está recogido en las actas del proceso, por lo que se podrá usar como material ante las posibles impugnaciones que puedan existir.

Responsabilidades de la consejería

“Estamos muy satisfechos de haber celebrado un proceso electoral libre de incidencias en el que se ha incrementado la participación”, ha celebrado la consejera Chacón. Ahora, se avanzará hacia la constitución de los plenarios y en definir la futura Cámara de Comercio de Cataluña.

La consejera ha eludido pronunciarse sobre si los futuros plenarios de las organizaciones de dinamización empresarial serán un reflejo de la actividad productiva en Cataluña. Se ha quitado de encima cualquier responsabilidad en este sentido y ha apuntado que el papel del departamento que encabeza era el de “poner la pista y un buen asfalto, son los coches los que se deben mover”. “La falta de acuerdos iniciales o que las candidaturas no se hubieran movilizado más no es responsabilidad del departamento”, ha sentenciado. “El resultado es lo que han escogido las empresas”.