Menú Buscar
De la inmobiliaria Vertix a gestionar vivienda social

El Govern quiere ampliar los contratos de alquiler a cinco años

La Ley de Arrendamientos Urbanos, de ámbito estatal, fijó en 2013 la duración mínima en tres años

3 min

La Generalitat quiere cambiar la regulación de los contratos de alquiler para ampliar su duración mínima de tres a “al menos” cinco años. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, anunció la iniciativa en una entrevista en la Agencia Catalana de Noticias (ACN) este fin de semana, en lo que espera que sea una ley para frenar un “drama que tenemos que poder revertir”.

La Ley de Arrendamientos Urbanos es de ámbito estatal. En 2013, se modificó para reducir la duración de los contratos de alquiler de cinco a tres años, un cambio que el Govern pretende ahora revertir. Esta norma se ha convertido en un “verdadero freno a la continuidad de las personas y las familias” en sus casas en un contexto de “alza de precios”, dijo el conseller.

Propuesta en el Congreso

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona –que es una de las ciudades que más vive esta situación–, ha avisado de que el alquiler es competencia estatal. “Cualquier propuesta que se pueda impulsar a nivel de Cataluña que vaya destinada a dar más estabilidad a los contratos de alquiler, bienvenida sea, pero actualmente depende de una regulación estatal y este debate ya está en el Congreso”, dijo.

Se refiere a una propuesta del grupo parlamentario de Unidos Podemos, que ha sido admitida a trámite en la Cámara. Por su parte, Calvet indicó que el Govern quiere “exprimir al máximo” las competencias “exclusivas” que tiene: “Ya lo hubiéramos hecho si no hubiéramos sido intervenidos”.

Otras medidas

La ley que prevé impulsar en nuevo Govern incluirá otras medidas, según el consejero de Quim Torra. El derecho de retracto y tanteo de la Generalitat en el caso de compra directa a bancos con tal de que las viviendas formen parte del parque público es una de ellas. En este sentido, “todas y cada una de las promociones” que haya a partir de ahora, serán para alquiler. Con este aumento del parque público de vivienda esperan tener “capacidad suficiente para intervenir en el mercado” y moderar el aumento de precios.