Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente en funciones de presidente del Govern de la Generalitat, Pere Aragonès, en una reunión del Diàleg Social / EUROPA PRESS

El Govern reparte 618 millones entre autónomos, pymes y trabajadores en ERTE

CCOO celebra las ayudas, Foment las tacha de insuficientes y Pimec reclama una "visión más estratégica" en su reparto

6 min

El Govern ha anunciado este mediodía que lanzará un "plan de choque económico" con ayudas de 618 millones de euros que se desmbolsarán a lo largo del trimestre. Como parte de este programa, se pagará un complemento de 200 euros mensuales a los trabajadores en ERTE con ingresos más bajos, una inyección de 2.000 euros por trabajador en ERTE a pequeñas empresas que no despidan durante un año y una nueva ayuda de 2.000 euros para los autónomos con menos ingresos.

Pere Aragonès, vicepresident en funciones de president, ha explicado en una rueda de prensa que la medida se ha adoptado para salvar a los sectores más afectados por el impacto de las restricciones por la pandemia de coronavirus. “Es el momento de poner toda la carne en el asador para salvar la economía”, ha asegurado.

2.000 euros por empleado

La principal medida económica “para asumir los costes fijos” de los negocios afectados será el pago de 2.000 euros por trabajador en ERTE a las pymes. Estas empresas deberán tener menos de 50 empleados y facturar menos de 10 millones de euros.

Los 2.000 euros por trabajador serán acumulables hasta sumar un máximo de 30.000 euros por empresa, de modo que la Generalitat calcula que podrá llegar a 104.000 trabajadores en expediente temporal. Por otro lado, los trabajadores en ERTE tendrán nuevas oportunidades de formación y reciclaje profesional con un programa al que se dedicarán 25 millones.

“Insuficiente” para los agentes sociales

Antes de conocer la cantidad final que ha anunciado el Govern, Foment del Treball ha valorado que las cantidades son “insuficientes”. La patronal estima en unos 5.000 millones de euros la inyección necesaria. En la misma línea apuntaban sindicatos como CCOO, que reclamó un "rescate social" para la economía catalana. Con todo, este lunes han celebrado el paso adelante de la Generalitat y el clima de concertación que se ha retomado con los agentes económicos para movilizar estas inyecciones de capital.

En cuanto a Pimec, que cifró en 4.500 euros mensuales las necesidades económicas que requerirían las pymes para capear la situación creada por la prolongación de las restricciones. En un comunicado emitido este lunes tras el anuncio público ha valorado de forma positiva "el esfuerzo" del Govern, pero ha reprochado que la intervención debería haber llegado antes. También reclama una "visión más estratégica en su reparto", en el que piden que se implique tanto de la mano con los agentes sociales como en coordinación de todos los departamentos de la Generalitat. 

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Camil Ros (i) y Javier Pachecho (2i), junto a los presidentes de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (2d) y Pimec, Josep González (d), en un acto en el Ayuntamiento de Barcelona / MA
Los secretarios generales de UGT y CCOO, Camil Ros (i) y Javier Pachecho (2i), junto a los presidentes de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (2d) y Pimec, Josep González (d), en un acto en el Ayuntamiento de Barcelona / MA

Sobre el retraso en inyectar liquidez a la economía catalana, Aragonès ha justificado que se ha aprovechado el cambio de año para contar con más recursos del nuevo ejercicio fiscal. Da alas de esta forma a la teoría de que no se priorizaron estas medidas de choque a la economía por la voluntad de cerrar el ejercicio con un déficit públic controlado. En los próximos días se mantendrán nuevos encuentros con las patronales y sindicatos más representativos de Cataluña para pactar los últimos flecos del nuevo paquete de ayudas. 

Puerta abierta a gastar más en 2021

Más allá de los 618 millones anunciados hoy, el Ejecutivo catalán dispondrá este año de más de 5.000 millones de gasto extra entre transferencias del Estado y flexibilización del déficit. Al ser preguntado por esta cuestión, Aragonès ha apuntado que en este ejercicio está previsto "mantener o superar el gasto de 2020". "Agotaremos hasta el final los recursos disponibles", ha señalado.

Sin embargo, ha destacado que este año las autonomías no contarán con los 16.000 millones del fondo Covid que repartió el Ejecutivo central, aunque sí habrá más capacidad de endeudamiento. "Si va como esperamos la vacunación, parte de los recursos destinados a parar el golpe podrán ir al ámbito social y la recuperación económica", ha dicho. Pero ha advertido de que, si no es así, habrá que gastar más en el frente sanitario, algo que se irá revisando cada trimestre. Por ahora, la velocidad en inmunizar a la ciudadanía catalana avanza de forma lenta