Menú Buscar
Imagen del prototipo del nuevo caza europeo FCAS

El Gobierno español da un toque de atención al mandamás de Airbus

Guillaume Faury recibe las quejas sobre el responsable de su filial española, que ha perdido el contrato del FACS a manos de Indra

17.09.2019 19:04 h.
3 min

Malestar. La visita del presidente mundial de Airbus, Guillaume Faury, al Gobierno español del lunes fue fría y distante por la reacción del gigante europeo ante la pérdida del negocio relativo a la parte española del Future Combat Air System (FACS) en detrimento de la compañía de participación pública Indra.

No estaba el horno para bollos con el máximo directivo de Airbus, que está al frente del mayor y más ambicioso programa aeroespacial y de defensa colaborativo en la historia de Europa, aunque su empresa sigue liderando el proyecto en Alemania e incluso se beneficie de percibir una parte sustancial del proyecto para la filial española. La diferencia es que no le llegará todo y de manera directa, sino en coordinación con Indra, la firma de referencia española en la industria de defensa.

Enfrentamiento con el Gobierno

Faury ha tenido que escuchar en España criticas importantes contra la gestión de Airbus, y contra el papel de Alberto Gutiérrez, el presidente de Airbus España, que se ha enfrentado y criticado al Gobierno de Pedro Sánchez con contundencia y a cara descubierta desde días antes de la decisión. El mandamás de Airbus también ha sido informado de que su hombre en España llevaba tiempo maniobrando, manipulando y boicoteando a la ministra de Defensa, Margarita Robles, a la que hacía culpable de la decisión del Gobierno socialista. 

Malestar en la Administración

Gutiérrez, con menos de un año en el cargo y casi 40 en el grupo aeroespacial europeo, ha conseguido varios hitos en su gestión, según relatan fuentes del sector. Además de perder el mayor contrato de la historia de la filial española de Airbus, se ha enemistado con el Gobierno en funciones de Sánchez, con su titular de Defensa y al alto mando del Ejército y la presidencia de la SEPI.   

Fuentes próximas al Gobierno aseguran que si el nuevo Ejecutivo sigue liderado por el PSOE se pedirá la cabeza de Gutiérrez al frente de Airbus España de manera inmediata, ya que califican de “intolerable” su comportamiento hasta el punto de que hace imposible negociar con Airbus la planificación del FACS en los próximos 8 o 10 años. Su continuidad, añaden, afectaría también a la gestión de otros 20.000 millones de euros que el Ministerio de Defensa tiene comprometidos con Airbus en los próximos años, en paralelo.  

 

 

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información