Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vicepresidenta de Asuntos Económicos del Gobierno, Nadia Calviño forma un eje con De Guindos / EFE

Al Gobierno no le consta que Nissan se vaya de Barcelona

La vicepresidenta Nadia Calviño hace un llamamiento a la Unión Europea para que "proteja" el mercado interior

3 min

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, asegura que no tiene constancia de que Nissan haya comunicado formalmente al Gobierno el cierre de su fábrica en Barcelona para trasladar la producción a plantas de Renault, pero ha pedido al resto de socios de la Unión Europea que sigan "protegiendo" el buen funcionamiento del mercado interior.

"No me consta que tengamos ninguna comunicación formal", ha dicho Calviño a los medios antes de la reunión del Eurogrupo, al ser preguntada sobre la noticia que adelantó ayer el diario Nikkei, aunque ha precisado que esto no depende de su ministerio, sino de Industria.

 "Creemos que es imprescindible proteger el buen funcionamiento del mercado interior, que prohíbe que haya discriminación entre los productores situados en cualquiera de los Estados miembros", ha añadido, en alusión al posible traslado de producción de Barcelona a Francia.

Plan de recuperación para la automoción

En todo caso, Calviño ha recordado que durante las reuniones mantenidas en el pasado foro de Davos de enero, el grupo Nissan-Renault les transmitió su "compromiso con el mantenimiento del empleo en España". "Y con el acompañamiento del proceso de transición que es necesario en el sector de la automoción, pero considerando a España como uno de los países estratégicos por los que apostaría de cara al futuro", ha dicho.

La titular de Asuntos Económicos destaca que el Gobierno ha señalado su compromiso con el sector de la automoción, que tiene un "papel muy importante" en el tejido productivo español y que por ello está en contacto tanto con los representantes del sector como con las autoridades comunitarias.

"Conjeturas"

España y otros 11 estados miembros de la Unión Europea han pedido este viernes un plan de recuperación para la industria de la automoción, que representa en torno al 7% del producto interior bruto (PIB) de la UE, que acelere la transición hacia una movilidad sin CO2 e impulse a otros sectores económicos.

Nissan Motor, por su parte, ha calificado como una "conjetura" la información del diario financiero Nikkei que da cuenta del próximo cierre de su fábrica en Barcelona.