Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y presidenta del AMB, y una de las plantas de la empresa mixta que gestiona el agua en la capital catalana y su zona de influencia / FOTOMONTAJE DE CG

El gobierno metropolitano de Barcelona renuncia a cinco millones del canon del agua

Con la rebaja que ha aplicado compensará la caída de la recaudación de la empresa mixta que da el servicio, ya que la tarifa bajará el 2,39% desde diciembre

24.11.2016 00:00 h.
4 min

La tarifa del agua en el Área Metropolitana de Barcelona bajará el 2,39% a partir de diciembre. Así lo decidió la comisión de precios en la reunión del pasado día 11, aunque no será la empresa mixta concesionaria del servicio la que asuma el recorte en la recaudación. El gobierno supramunicipal encabezado por Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha decidido rebajar el canon que debe pagar la sociedad mixta participada por Agbar, Criteria (Caixabank) y el AMB en cinco millones de euros. En lugar de los 20 millones pactados en la concesión inicial, sólo deberá abonar 15 millones.

Esta depreciación se aplicará en el ejercicio en curso y los cuatro siguientes, por lo que la institución dejará de ingresar 20 millones de euros. Ha sido una decisión unilateral, indican fuentes del AMB, que le permite bajar la factura del agua de las familias de Barcelona y su ámbito de influencia en unos 0,30 céntimos de media.

Incremento del 2% por tratar residuos

Para rizar el rizo, las ordenanzas fiscales que ha presentado el gobierno supramunicipal se comen el recorte en otro de los conceptos que se pagan a través de la factura de este servicio. Se trata de la tasa metropolitana de tratamientos de residuos y la propuesta de Entesa (BCN Comú y sus marcas locales), el PSC y ERC incluye una revalorización del 2%.

Los impuestos del AMB aún no han recibido el visto bueno final del consejo metropolitano. El gobierno tiene mayoría y los podría tirar adelante sin negociar, pero existe la voluntad de transaccionar con la oposición, indican otras fuentes de la institución consultadas.

Peligro en las inversiones

La operación con la tarifa del agua ha sido blanco de críticas tanto de la oposición como del sector. Señalan que, de entrada, pone en duda el plan de inversiones que se ha previsto en lo que queda de mandato metropolitano porque se necesitarán recursos extra para cubrir los 20 millones que se dejarán de ingresar.

Ni Colau ni sus socios de gobierno se han pronunciado al respecto.

Debate sobre la municipalización del agua

La tarifa del agua que entrará en vigor en diciembre es la de 2016. El debate para fijar una cifra se ha prolongado hasta el final del ejercicio en gran medida por la judicialización de la empresa mixta que realiza el servicio, cuyo proceso de creación ha sido enmendado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y está pendiente de la resolución del recurso de casación en el Tribunal Supremo.

Con todo, Barcelona en Comú y la CUP presentarán dos propuestas en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona para decidir la remunicipalización del servicio del agua en la capital catalana. Una declaración de intenciones que tendría su transposición en el AMB, apuntan los mismos interlocutores.

Injerencia del ‘caso ATLL’

Este debate no es el único que pospone la negociación de la tarifa del agua metropolitana que deberían estar vigentes en 2017. No se podrán empezar a discutir si la Agencia Catalana del Agua no fija primero el canon del servicio en alta, el que realiza Aigües Ter Llobregat (ATLL). La entidad también espera al Tribunal Supremo para fijarla.

En su caso, la resolución final del caso ATLL que se espera para finales del ejercicio en curso o las primeras semanas del próximo.