Menú Buscar
Instalaciones de Grupo Celsa en Reino Unido / CELSA

El Gobierno Johnson salva a Celsa en Reino Unido con un préstamo de 30 millones

La empresa española se convierte en la primera compañía que obtiene un crédito del Ejecutivo británico en el marco del programa ‘Birch’

3 min

El gigante siderúrgico Celsa ha salvado una delicada situación en Reino Unido tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno británico para la obtención de un préstamo que garantiza a la empresa poder continuar con las operaciones en su planta del país. El crédito, por valor de algo más de 30 millones de euros al cambio, inaugura el programa de apoyo a las compañías en el marco de la crisis del coronavirus puesto en marcha por el Gobierno de Boris Johnson.

El acuerdo ha sido confirmado oficialmente por el Ejecutivo local, que ha destacado el hecho de que la operación garantiza la supervivencia de los más de 1.000 puestos de trabajo de la empresa española en territorio británico, además de asegurar la viabilidad de “un proveedor básico para la industria de la construcción en Reino Unido”.

Aire en España

Por su parte, Celsa ha expresado, a través del consejero delegado de su división británica, Luis Sanz, el agradecimiento tanto al Ejecutivo de Boris Johnson como a las entidades financieras que intervienen en la operación.

La empresa arrastra una complicada situación financiera que ha derivado en un escenario dramático debido a la crisis del coronavirus. En España logró recientemente que un tribunal le dispensara del pago del servicio de la deuda a sus acreedores durante un plazo de doce meses al considerar la pandemia como una circunstancia de causa mayor, lo que le ha dado algo de aire al grupo, una de las principales empresas familiares de España, con una facturación que supera los 2.300 millones de euros anuales.

Sin despidos y sin bonus

El crédito obliga a una serie compromisos a Celsa, entre los que se encuentran la conservación y la protección de los puestos de trabajo y la asunción de compromisos de lucha contra el cambio climático y a favor de la reducción de emisiones de gases contaminantes.

La compañía española también ha aceptado introducir mejoras en materia de gobierno corporativo, entre las que se encuentra la adopción de medidas para restringir el pago de bonus a cargos ejecutivos.